CORRIENTES HISTORIOGRÁFICAS III: EL MARXISMO

Espero que les guste. He intentado condensar un montón de hojas y opiniones que tenía sobre esta corriente historiográfica de la forma más sencilla y fácil de entender, a la vez que más o menos completa. ¡Un cordial saludo de su amigo Heródoto!

A pesar de los evidentes errores políticos en la aplicación práctica de sus doctrinas en diversas partes del mundo, la teoría marxista, desde el punto de vista historiográfico, ha servido para construir la historiografía contemporánea del siglo XX.

PRINCIPALES RASGOS DE LA HISTORIOGRAFÍA MARXISTA

Las claves que hacen falta para llegar a entender la historiografía del marxismo son la economía y la sociedad. A nivel social, el concepto clave a tener en cuenta son las clases sociales, que siempre están continua relación entre ellas. Para el marxismo historiográfico, cuenta con gran importancia a nivel de estudios la conflictividad social, es decir, las discrepancias entre las distintas clases sociales. En este campo, los principales temas de estudio suelen ser los grandes cambios sociales, como el paso del feudalismo al capitalismo, los orígenes de la Revolución industrial o los primeros orígenes del movimiento obrero.

El marxismo reconoce que es muy necesario estudiar las relaciones humanas en la producción, para conocer los métodos y el estado de los sistemas de producción en los que se contextualizan dichas relaciones humanas. Para simplificar, el marxismo cree que solo estudiando las relaciones humanas en las cadenas productivas podemos llegar a entender como es el sistema productivo en sí. El objetivo del marxismo historiográfico es explicar por qué y cómo las distintas sociedades llevan a cabo  sus cambios y progresos, o por qué se estancan mucho en un periodo.

Una similitud que tiene la escuela de Annales de la época de Braudel (2ª generación) con la historiografía marxista es su preocupación por las estructuras económicas, es decir, los procesos económicos de larga duración en el tiempo. Para el marxismo, es de vital importancia reunificar los planteamientos socioeconómicos existentes, para no hacer una Historia aislada. A partir de aquí, se ve que dentro del marxismo, los aspectos sociales y los económicos son inseparables y fundamentales para estudiar la Historia con el rigor que se merece. Otro objeto de estudio marxista vital son las llamadas contradicciones históricas. Por ejemplo, el análisis de los comportamientos burgueses y su ascenso social. Estas contradicciones son fundamentales para estudiar el cambio, el devenir de la sociedad.

ImagenImagen

La escuela historiográfica marxista recibió multitud de críticas. Por ejemplo, se criticaba que fuera tan mecanicista, es decir, que tuviera un método que pudiera ser aplicado en todas partes del mundo sin diferenciaciones de países o culturas.

APORTACIONES DEL MARXISMO A LA HISTORIOGRAFÍA

Las principales aportaciones de la escuela marxista al plano historiográfico son las siguientes:

  1. Crear una Historia analítica que no sea tan descriptiva ni narrativa, lo que suponía una gran basa en un mundo de predominio historiográfico anterior al marxismo.
  2. Darle coherencia a los hechos y las sociedades de la Historia. Consta de un cierto planteamiento de progreso constante, muy arraigado en el pensamiento de la Ilustración. Es decir, un pensamiento progresista en el que se piensa que la Humanidad siempre va a progresar linealmente, y no va a retroceder.
  3. Rechaza la neutralidad de las ciencias, ya que defiende la idea de que toman la ideología de aquella persona que las está estudiando. Todas las personas son políticas, no hay nadie apolítico.
  4. Se desarrolla el concepto de dialéctica, es decir, el intentar entender la realidad como una globalidad, no como un simple elemento aislado donde la economía, la sociedad y la política están yuxtapuestas.
  5. También desarrollan el concepto de materialismo histórico, es decir, el explicar la Historia desde un punto de vista material, argumentando que ésta es la base para explicar el desarrollo de la Humanidad.
  6. La Historia que el marxismo pretende construir es de carácter supranacional, por lo que quieren hacer una historia universal.

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*