EL BRONCE MEDIO

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA EDAD DEL BRONCE MEDIO

A mediados del segundo milenio antes de Cristo, tenemos el desarrollo de la fase intermedia de la edad del Bronce, la cual va a suponer el momento de mayor desarrollo de esta edad.

1) Desarrollo de nuevas potencias

El Bronce Medio es el momento en el que un área marginada como los países nórdicos cobra importancia, al mismo tiempo que los pueblos marginados se hacen vitales. En la zona del Egeo, aparecen los micénicos, que van sustituyendo a los minoicos, que están muy afectados por las erupciones del volcán Santorini. Además, es un periodo que coincide con una fuerte expansión poblacional en el Próximo Oriente, con toda una serie de grandes pueblos como los hititas, los asirios, los fenicios…

Vista de satélite de la isla de Santorino, dentro del archipiélago de las islas Cícladas
Vista de satélite de la isla de Santorino, dentro del archipiélago de las islas Cícladas

El periodo coincide con los pueblos semíticos, de los cuales destacamos los cananeos y arameos. También coinciden con el conjunto de pequeños reinos, aglobados bajo el término de la Ilíada, en el marco geográfico griego. Por otra parte, comienza a constituirse el poder emergente de los pueblos medos y persas, que jugarán un papel fundamental en la Historia antigua europea mediterránea.

Cuatro de las grandes potencias que se repartían Oriente Próximo a mediados del segundo milenio
Cuatro de las grandes potencias que se repartían Oriente Próximo a mediados del segundo milenio a.C.

2) Producción metálica y cerámica

Es solo a partir de ahora cuando se inicia la verdadera metalurgia del Bronce, y encontramos productos de aleaciones de cobre y estaño. El instrumental metálico producido está dirigido a tres focos principales: producción de armamento, con la desaparición de los puñales y alabardas, y la presencia de espadas y una tipología variada de hachas; todo un bagaje de productos de adorno, como expresión de las diferencias socioeconómicas, como puñales y brazaletes, y los torques, que son gargantillas de oro; y en tercer lugar una producción basada en artículos de primera necesidad, como las vajillas domésticas. En la producción cerámica, encontramos un renacimiento de la cerámica decorada, a través de la cerámica excisa.

Pieza de cerámica excisa contextualizada en el grupo cultural Cogotas I, en la Península Ibérica
Pieza de cerámica excisa contextualizada en el grupo cultural Cogotas I, en la Península Ibérica

3) Actividades comerciales

Esto es el fruto de la continuidad de las grandes redes de intercambio global, que va desde el Pacífico hasta el Atlántico, y desde el mar Báltico hasta el cuerno de oro africano. Nos encontramos un panorama similar en el comercio al periodo anterior. Los micénicos, que ahora controlan las redes comerciales continentales de sal y ámbar de la zona norte europea, se convertirán en el eje cultural de la zona central.

Mapa próximo oriental que muestra los sitios en los que se ha hallado cerámica micénica
Mapa próximo oriental que muestra los sitios en los que se ha hallado cerámica micénica

LA EDAD DEL BRONCE MEDIO POR ZONAS

1) Los países nórdicos

Nos encontramos un mundo megalítico, que tiene gran importancia por el gran número de necrópolis existentes. En estas necrópolis hay una clara planificación de los enterramientos individuales, y ya que su disposición está en un suelo muy húmedo, ayuda a la gran conservación de los restos. Esto nos permite recuperar materiales que en otras partes han desaparecido por el paso del tiempo, como material orgánico. En las necrópolis se puede determinar una estandarización de los enterramientos de cámaras donde la madera juega un gran papel, con unos túmulos de entre 20-35 metros de diámetro y 6-8 metros de altura.

Mapa que muestra la distribución de grupos culturales en el mundo nórdico del Bronce medio
Mapa que muestra la distribución de grupos culturales en el mundo nórdico del Bronce medio

Se dan dos tipos de enterramiento en estas cámaras: en cistas de piedra, y el uso de troncos de roble vacíos convertidos en ataúdes. Este modelo nórdico tardío rompe el esquema de megalitismo tradicional, ya que no están compuestos de cámaras con corredor, sino que son solo cistas de piedra, roble, o ambos a la vez. Asimismo, encontramos una diferencia entre los ajuares masculinos y los femeninos, hasta el punto de que las diferencias se notan por los vestidos.

La economía se centra en la explotación del agua y los recursos de pesca. Hay una importante explotación metalúrgica, encontrando vetas minerales de cobre y estaño, que, debido a que son insuficientes, se importan desde la el noroeste de la Península Ibérica y el noroeste francés. Nos encontramos un poderoso conjunto de representaciones rupestres, donde las escenas más comunes son las de navíos y guerreros con armamentos. También aparece, casi al final del bronce medio, las escenas con caballos y los carros con ruedas de radio.

Mapa que muestra la extensión y principales yacimientos del megalitismo europeo
Mapa que muestra la extensión y principales yacimientos del megalitismo europeo

2) Europa atlántica

Nos encontramos una continuidad de las tradiciones anteriormente vistas, en tres sentidos:

  1. Continua dominando una metalurgia del bronce y del oro.
  2. Continua siendo una zona dominada por unas intensas redes de intercambio, que cubren tanto el canal de la Mancha como el mediterráneo.
  3. Continua siendo una zona que no se suele contagiar de las influencias culturales de Centro Europa.

El oro es un metal casi cotidiano. Es un oro de tipo laminar, obtenido por laminado, decorado y que juega un papel fundamental en los elementos de adorno. Donde más fuerza coge es en Irlanda, como pudimos ver cuando hablé del Bronce Inicial. En la zona de Irlanda, encontramos que las fuentes de aprovisionamientos están localizadas, y relacionadas con los demás puntos del triángulo mítico, y que el tipo de hacha es característico de aquí.

Ejemplo de lo que sería un torque de la Edad del Bronce, un elemento de adorno muy típico
Ejemplo de lo que sería un torque de la Edad del Bronce, un elemento de adorno muy típico

3) Europa mediterránea

En la Europa mediterránea encontramos la continuidad de la variabilidad estructural desde el neolítico. Las islas siguen siendo fundamentales para el desarrollo de la Europa mediterránea, ya que es donde fluyen y conviven diversas culturas.

En el caso italiano, encontramos la cultura de la Polada, que está marcada por una orientación de tipo agrícola, que va a desarrollar una tecnología que va a dar lugar a una manera de producir muy conocida, los suelos de terramare. Se caracteriza por comunidades o poblados en altura, con una posición estratégica clave, y una economía muy limitada. Fruto de esa actividad agrícola, serán los suelos mediterráneos, con la convivencia de frutales, hortalizas, olivares, zonas de pastos, y cereales.

Mapa que muestra la extensión aproximada de la cultura de Polada en Italia durante la Edad del Bronce
Mapa que muestra la extensión aproximada de la cultura de Polada en Italia durante la Edad del Bronce

4) Islas mediterráneas

En Malta hay una pervivencia de la cultura Tarxiense. En Sicilia y las islas Eolias, conservan las culturas de Thapsos y Milazzo, respectivamente. En Cerdeña tenemos el apogeo de los centros fortificados, en la cultura Nuraghica. En Córcega tenemos la cultura Torreana, con metalurgia escasa.

Cerámica con representaciones animales de la cultura de Thapsos
Cerámica con representaciones animales de la cultura de Thapsos

En las islas Baleares tenemos la cultura del Bronce pretalayótica, caracterizada por poblados de piedra seca, de grandes dimensiones, y con una economía agrícola y pesquera.

Yacimiento de una habitación naviforme contextualizado en la cultura pretalayótica de Mallorca
Yacimiento de una habitación naviforme contextualizado en la cultura pretalayótica de Mallorca

El mundo micénico es la continuidad de la tradición del poderío de los minoicos, que habían sucumbido al volcán de la isla de Santorini. Los micénicos se convertirán en el gran eje político y económico del mediterráneo oriental, y encontrarán su principal competencia en los fenicios.

En estos momentos, encontramos un poder que va a dar fuerza y cohesión a la multitud de pueblos de esta zona, y a todos los pueblos del subcontinente griego, conocidos genéricamente por Homero en la Ilíada. Los dos grandes centros son Micenas y Tirinto, que ejercen el poder de la zona que va desde Macedonia hasta Egipto, y desde Anti Líbano hasta el sur de Italia.

Plano visto desde el aire de lo que sería el palacio de Tirinto
Plano visto desde el aire de lo que sería el palacio de Tirinto

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.