SEGUNDO PERIODO INTERMEDIO III

En la primera de esta trilogía de entradas acerca del desarrollo histórico del Segundo Periodo Intermedio me dediqué a hablar, más en general, sobre las características que definían este periodo, y las causas de su inicio, entre otros temas. Ya en la segunda entrada entré de lleno a explicar la fragmentación de Egipto en tres regiones durante el SPI (El Delta, Tebas y el Reino de Kush (Nubia)), llegando a desarrollar dos de estas regiones, el Delta y Tebas. Visto de esta manera, en esta entrada voy a hablar de dos principales temáticas: el Reino de Kush (Nubia) durante el SPI y la guerra entre los hicsos del Delta y los egipcios de Tebas que finalizó este periodo y devolvió la unidad política a Egipto, inaugurándose así el Reino Nuevo.

Mapa que muestra la división de los territorios egipcios durante el Segundo Periodo Intermedio
Mapa que muestra la división de los territorios egipcios durante el Segundo Periodo Intermedio

EL REINO DE KUSH DURANTE EL SPI

1) Recordatorio de términos:

Si lo recordáis, en mi cuarta entrada sobre el Reino Medio expliqué las diferencias que existían para entender donde se situaba y en qué contexto la ciudad de Kerma, el reino de Kush y la región de Nubia. Hagamos memoria: en la tercera catarata del Nilo se asentaba la población de la que más miedo tenían los egipcios que pudiera expandirse al norte y atacar Egipto, Kerma, una ciudad nubia con una sociedad que solo podemos reconstruir a partir de la arqueología. Esta ciudad estaba ubicada en lo que los egipcios llamaban Reino de Kush, una de las dos partes conformantes de la región de Nubia. Entre sus investigadores más recientes, destaca Charles Bonnet, de la Universidad de Ginebra.

Mapa satélite en el que se puede ver los principales yacimientos en territorio nubio, y entre las cataratas del Nilo
Mapa satélite en el que se puede ver los principales yacimientos en territorio nubio, y entre las cataratas del Nilo

2) El estudio arqueológico del Reino de Kush:

Aunque la sociedad de la ciudad kushita de Kerma no produjera documentación escrita, los conocemos a partir de la información arqueológica y sus relaciones con Egipto, las cuales se remontan al Reino Antiguo. Sin embargo, sabemos casi con certeza que fue durante el SPI cuando Kerma alcanzó su mayor poder político, aprovechándose de la caótica situación que se vivía al norte de ellos en los territorios egipcios. Lo primero que hicieron fue conquistar la fortaleza egipcia de Buhen, la cual no la recuperarían los egipcios hasta la llegada del rey Kamose, el último de la dinastía XVII. Tras este periodo de desarrollo independiente, la propia Kerma fue finalmente conquistada al principio del Reino Nuevo, durante el transcurso de la dinastía XVIII. Uno de los principales problemas que representa esta conquista egipcia de Kerma es que lo destruyeron todo a su paso, literalmente, arrasaron Kerma, por lo que su estudio se hace mucho más difícil a causa de este caos en el registro arqueológico. En cuanto a sus principales edificios, sabemos que el palacio del rey de la ciudad de Kerma era una enorme choza redonda situada dentro de una empalizada. Además, sabemos que también debía haber grandes lugares sagrados y edificios administrativos.

Reconstrucción de cómo sería la gran choza que servía de palacio real de la ciudad de Kerma
Reconstrucción de cómo sería la gran choza que servía de palacio real de la ciudad de Kerma

3) Mundo funerario kushita:

Con  respecto a esta cuestión, sabemos que estos reyes kushitas que existieron durante el desarrollo del SPI se enterraban en grandes túmulos, los cuales albergaban sacrificios humanos y grandes cantidades de provisiones, para que el rey pudiera hacer el viaje al Más Allá sin que le faltara de nada. Muchas de estas provisiones venían del Alto Egipto, de cuando los kushitas comerciaban con los reyes de la dinastía XIII. Los kushitas que vivían en Kerma eran fundamentalmente criadores de ganado y unos excelentes arqueros, y todo eso se refleja en los ajuares funerarios de las tumbas. Precisamente, se cree que una de las razones por las cuales la fortaleza egipcia de Buhen estaba tan protegida era para defenderse de los ataques de arqueros nubios.

Plano de la necrópolis oriental de Kerma, datada del Segundo Periodo Intermedio
Plano de la necrópolis oriental de Kerma, datada del Segundo Periodo Intermedio

LA GUERRA FINAL ENTRE AVARIS Y TEBAS

1) Los antecedentes a la guerra:

La guerra definitiva entre el Delta egipcio dominado por los hicsos, con capital en Avaris, y el Alto Egipto dominado por los egipcios de verdad, con capital en Tebas, se va a desencadenar cuando se dieron una serie de circunstancias en Tebas que posibilitaron este enfrentamiento bélico. En primer lugar, la dinastía tebana se había hecho con la hegemonía y control de su región: el último rey de la dinastía XVII, Kamose, había reconquistado la fortaleza de Buhen y había rechazado con éxito los ataques nubios que venían del sur. Además, su flota de combate para atacar a los hicsos por el norte estaba ya preparada.

Mapa que muestra algunas de las principales ciudades egipcias en el Delta
Mapa que muestra algunas de las principales ciudades egipcias en el Delta

2) Fuentes para el conocimiento de esta guerra:

Uno de los principales problemas que tenemos con respecto a las fuentes de conocimiento de la guerra entre hicsos y egipcios es que solo contamos, al menos hasta el momento, con estelas y otras fuentes textuales del bando tebano, y claro, estas fuentes no son objetivas, porque los tebanos quieren quedar para la Historia y los futuros lectores como los guerreros más fuertes, mientras que los hicsos serían los grandes humillados. Para obtener una visión completa de la guerra, necesitaríamos contar también con fuentes textuales hicsas, para conocer su versión de los hechos y así comparar ambos. Sin embargo, sí que sabemos algunas cosas que sí son ciertas: por ejemplo, se sabe que la guerra tuvo que durar casi 30 años, porque se sabe que ya el padre del rey Ahmose (el primero de la dinastía XVIII) luchaba en su tiempo en la guerra para la expulsión de los hicsos. Además, se sabe que su capital, Avaris, no fue conquistada hasta en torno a 1532-1530 a.C., y eso teniendo en cuenta que Ahmose ya reinaba en ese momento desde hacía casi 20 años (reinó aproximadamente entre el 1550 y el 1525 a.C.). La conclusión que se saca de todo esto es que la conquista de Avaris y la expulsión de los hicsos de territorio egipcio no fue coser y cantar, sino que llevó varias décadas.

Segunda estela de la victoria de Kamose, último rey de la dinastía XVII, ubicada en el Museo de Luxor
Segunda estela de la victoria de Kamose, último rey de la dinastía XVII, ubicada en el Museo de Luxor

3) La derrota definitiva de los hicsos:

Tras el saqueo de la ciudad de Avaris, los hicsos huyeron para la franja sirio palestina. El rey Ahmose, no contento con haberlos echado del territorio propiamente egipcio, llevó su ejército hasta Palestina, en una campaña de asedio que duraría tres años más, y cuyo desenlace fue el asedio y toma de la última fortaleza que utilizaron los reyes hicsos, una fortaleza ubicada en la ciudad de Sharuhen, cerca de lo que hoy sería la Franja de Gaza.

2 Comentarios

  1. Estimado Herodoto,
    tu blog se ha convertido en uno de mis favoritos. Tus artículos son enormemente ilustrativos, concisos, fáciles de entender, y bien aderezados con gráficos, mapas y dibujos. Cada día me siento más en confianza con el antiguo Egipto, una cultura tan duradera que siempre se me ha atragantado. Muchas gracias por publicar todo este material, estás haciendo una gran labor de divulgación y todos te lo agradecemos.
    Un abrazo.

    • Jesús, muchas gracias a ti, en primer lugar, por tus amables palabras, y en segundo lugar, por leerme 😀 Es para mí un honor enseñar la verdadera Historia de la Humanidad, lejos de los prototipos o simplificaciones de la Historia que conoce todo el mundo por culpa del cine o la deficiente educación de instituto. Un saludo 😉

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*