FRIDTJOF WEDEL-JARLSBERG NANSEN

Artículo redactado por Fulvia Celera

«Lo difícil es lo que tarda cierto tiempo; lo imposible es lo que tarda un poco más» Fridjof Wedel-Jarlsberg Nansen

Fridtjof Wedel- Jarlsberg Nansen es una de esas personas que, con obstinación y humanismo, ha vivido más de una vida en una sola. Fue una persona brillante, un genio desconocido que abrió el camino para la exploración de los polos, recibió el premio Nobel de la paz por sus labores humanitarias, y convirtió una utopía en una realidad usando sus conocimientos sobre el medio y la ciencia.

Fotografía de Fridtjof Wedel-Jarlsberg Nansen
Fotografía de Fridtjof Wedel-Jarlsberg Nansen

Fridtjof Wedel-Jarlsberg Nansen nació el 10 de octubre de 1861 en Oslo, en el seno de una familia acomodada. Sus padres le animaron desde pequeño a que tuviera contacto con la naturaleza y practicara esquí, algo que sería esencial para alcanzar las proezas que seguidamente relataremos. En 1880 entró en la Universidad. Destacando en zoología, sus profesores le solicitaron que embarcara rumbo al ártico de Groenlandia para tomar muestras de fauna marina durante cuatro meses, y allí fue donde empezó a sentir pasión por esa tierra. Al terminar sus estudios, obtuvo plaza de investigador en el museo de Historia natural de Bergen. Dado al carácter cosmopolita y continental de la ciudad, tuvo contacto con eminentes científicos como Armauer Hansen, descubridor del Mycrobacterium leprae, agente causante de la lepra. En plena efervescencia de las nuevas teorías científicas, abrazó de buen grado la teoría darwinista de la evolución, lo que le comportó desavenencias con su padre, estricto católico.

Nansen trabajando en el museo de Historia natural de Bergen
Nansen trabajando en el museo de Historia natural de Bergen

Beneficiario de una beca de doctorado, viajó por Suiza, Alemania e Italia. Mientras preparaba la tesis doctoral, tuvo la idea de ser la primera persona que cruzara Groenlandia esquiando. En 1887 presentó su tesis doctoral sobre el sistema nervioso central de los vertebrados del ártico, que también sirvió de base para el estudio del sistema nervioso del ser humano.

En 1888, patrocinado por un empresario danés, él y otros cinco compañeros (tres noruegos y dos samis) se embarcaron rumbo Groenlandia con la intención de travesar la isla de costa a costa esquiando. Sus predecesores intentaron realizar la travesía de oeste a este, pero Nansen propuso realizarlo a la inversa, pues sería más duro abandonar las aldeas inuit de la costa oeste y lanzarse rumbo a la nada, que empezar desde la nada y caminar con la esperanza de alcanzar las poblaciones inuit.

Fotografía que muestra a Nansen esquiando
Fotografía que muestra a Nansen esquiando

Tras un recorrido de 500 kilómetros, soportando temperaturas inferiores a los 45º bajo cero, lograron finalizar la primera travesía de Groenlandia, y se convirtieron en las primeras personas que travesaron Groenlandia, lo que les ensalzó como héroes noruegos, en una época en que Noruega estaba ávida de sentimiento nacional en el marco de su unión con Suecia. Cuando regresó a Noruega, se casó con Eva Sars y presentó ante la Sociedad Geográfica Noruega su proyecto para alcanzar el polo Norte, construir un barco que travesara el polo de este a oeste aprovechando las corrientes del hielo. Obtuvo financiamiento del gobierno y construyó un barco con un diseño novedoso, el Fram (Adelante), para que no fuera demolido por el hielo. Para ello, eliminó la quilla del barco dejando un fondo casi plano. Además, ese barco estaba dotado de molinos que permitían generar electricidad. En 1893 Nansen embarcó en el Fram desde Siberia hacia el Polo Norte.

Fotografía que muestra al barco Fram en el que se embarcó Nansen
Fotografía que muestra al barco Fram, en el que se embarcó Nansen

Su idea era dejarse llevar por la deriva oceánica para que le acercase al polo Norte, pero el Fram, durante los primeros inviernos, se desplazó sólo hacia el sur, así que tomó la decisión de travesar el polo esquiando junto con su compañero Hjalmar Johansen. Así fue que el 14 de marzo de 1895 dejaron el Fram y empezaron la travesía esquiando. Fueron los primeros en llegar a un punto tan nórdico, pero debido al hielo, el viento, y la falta de alimentos decidieron regresar hacia tierra firme. El Fram continuaba su travesía entre los hielos. Durante el regreso, cazaron focas y osos, lo que les permitió alcanzar tierra firme en el archipiélago de la Tierra de Francisco José. Después de un largo invierno, el 17 de junio de 1896 encontraron, por azar, la expedición del británico Jackson-Harmsworth, con quien regresaron a Noruega. El Fram también regresó con toda su tripulación sana y salva.

Fotografía del regreso del barco Fram a Noruega
Fotografía del regreso del barco Fram a Noruega

A pesar de que no llegaron al polo norte, fueron recibidos como héroes, puesto que habían alcanzado el punto más cerca del polo jamás pisado por el hombre. Habían sobrevivido tres inviernos en plena precariedad y frío, y habían realizado importantes estudios oceanográficos y zoológicos. Durante su ausencia, las relaciones entre Noruega y Suecia llegaron al punto más critico: desde Noruega se pedía la independencia, alcanzada en 1905. En tanto que ídolo nacional, Nansen tuvo un papel clave en la independencia de Noruega, siendo portavoz en las negociaciones con la monarquía danesa, para que su rey, lo fuera a su vez de Noruega. Fue nombrado primer embajador noruego en Londres, donde forjó amistad con la familia real británica.

Nansen como embajador de Noruega en Londres
Nansen como embajador de Noruega en Londres

Viudo y con cinco hijos, en 1909 estuvo tentado a participar en la expedición al polo sur de Robert Peary, y en 1911 en la de Roald Amundsen, pudiendo convertirse en el primer hombre que hubiera pisado los dos polos. No obstante, declinó la oferta para seguir dedicándose a sus estudios científicos. La irrupción de la Primera Guerra Mundial le devolvió a la vida política, consagrándose a la ayuda humanitaria. Fue nombrado alto comisionado de la Sociedad de Naciones, y creó el famoso pasaporte Nansen, documento que permitió salvar la vida a 450.000 refugiados de 26 países.

Pasaporte Nansen
Pasaporte Nansen

En 1922, recibió al fin el Premio Nobel de la Paz. El resto de su vida continuó implicado en la ayuda humanitaria por todo el mundo, hasta su muerte, el 13 de mayo de 1930.

Bibliografía

1) Libros:

NANSEN, F.W.J.: Hacia el Polo. Relato de la expedición del Fram de 1893 a 1896. Ed. Interfolio, edición del 2010.

2) Artículos:

Nobelprize.org http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/peace/laureates/1922/nansen-article.html

El Mundo.es http://www.elmundo.es/especiales/2011/12/ciencia/antartida/protagonistas/nansen.html

Fridtjof Nansen Institute http://www.fni.no/nansen.html

Artículo redactado por Fulvia Celera

1 Trackback / Pingback

  1. FRIDTJOF WEDEL-JARLSBERG NANSEN | Geograf&iacut...

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.