LA PERIFERIA DEL IMPERIO DE UR

INTRODUCCIÓN

La III Dinastía de Ur es un periodo de la Historia de la Baja Mesopotamia que ocupa aproximadamente 120 años, entre el 2120 y el 2000 a.C. Hay que destacar que es el último periodo cultural en el que se divide el Bronce Antiguo, siendo un momento de renacimiento del poder sumerio del sur tras el dominio primero de los acadios que vinieron del norte y después de los Guti que vinieron de las montañas. Después de analizar brevemente algunas de las características más notables de este periodo, como sus reinados, sus campañas expansionistas o la cultura de los escribas, por último quiero hablaros acerca de cómo era la situación en la que vivían las regiones periféricas a la Mesopotamia controlada por el imperio de Ur.

Mesopotamia durante la III Dinastía de Ur
Mesopotamia durante la III Dinastía de Ur

Lo primero que tienes que saber acerca de esta temática es la existencia de una contradicción comprensible. Me explico: la capacidad que tenían los neo sumerios para consolidar su núcleo interno y asistir a un desarrollo económico y demográfico sin precedentes contrasta con su escaso poder para intervenir y mejorar la situación de las regiones periféricas, todavía muy inestables económicamente hablando por las intervenciones militares de periodos anteriores. Veamos ahora cada una de estas regiones detalladamente.

LA PERIFERIA ORIENTAL

En el sector sur de la meseta iraní, más o menos en todo lo que rodea la parte más septentrional y oriental del Golfo Pérsico, se forma un nuevo poder político tras las expediciones acadias que provocaron el final del sistema político elamita encabezado por la dinastía de Awan. Este nuevo sistema, en el que Ur tiene un papel claro pero marginal,  se genera de tal manera que, a mediados del reinado de Shulgi, se conquista la emblemática ciudad elamita de Susiana (Susa), la cual permanecerá dentro del círculo de gobierno de Ur hasta los últimos tiempos del periodo. Sin embargo, los neo sumerios no conquistan por completo Elam ni mucho menos, ya que las ciudades elamitas de las montañas siguen siendo independientes.

Estatua elamita hallada en la ciudad de Susa
Estatua elamita hallada en la ciudad de Susa

Las relaciones entre ambas potencias nunca fueron homogéneas, y variaban entre la amistad, la neutralidad y la belicidad, de tal modo que lo mismo estaban concretando matrimonios entre las hijas de los reyes elamitas y las de los reyes de Ur que haciendo expediciones militares para intentar conquistarlos, sin que ninguna de ellas consiguiera su objetivo. Sin embargo, a lo largo de este periodo se irá consolidando una nueva dinastía independiente a la de Ur, la dinastía de Simashki, que si bien no provoca directamente el fin del imperio neosumerio, juega un papel decisivo.

Trípode de la dinastía de Simashki, contemporáneo a los años siguientes a la caída del imperio de Ur
Trípode de la dinastía de Simashki, contemporáneo a los años siguientes a la caída del imperio de Ur

Más allá del mundo elamita se hallan otras potencias con la que la III Dinastía de Ur va a relacionarse estableciendo contactos comerciales. De estas potencias, la que más destaca es Barakhshi, al sureste de Irán. Esta es una potencia comercial que había sobrevivido bien a los estragos acadios, ya que se encuentra bastante alejada de la Baja Mesopotamia, y de ella se estudian yacimientos arqueológicos como el de Shahdad o Tepe Yahya (abajo en el mapa los podéis ver). ¿Por qué está Ur interesado en una región tan lejana? Pues porque de ahí se traían piedras duras como el ágata, y animales y plantas exóticas. Por último, a nivel de periferias orientales habría que hablar de Melukhkha, que está en el extremo noroeste de la India, y con la que se comerciará productor exóticos y marginales. Además, cabe decir que esta es una región importante, ya que ejerce una destacable influencia sobre el comercio del Golfo Pérsico.

Mapa que muestra la extensión de las periferias orientales y surorientales del imperio de Ur
Mapa que muestra la extensión de las periferias orientales y surorientales del imperio de Ur

LA PERIFERIA SURORIENTAL

Como podemos ver en el mapa, Elam y Barakhshi se encuentran al norte del Golfo Pérsico y al este de la Baja Mesopotamia, mientras que al sur del Golfo Pérsico y al sureste de la Baja Mesopotamia encontramos las regiones de Magan y Dilmun. Esta última funciona como una especie de “puerto franco”, ya que es un lugar de encuentro en el que los mercaderes neo sumerios pueden comprar los productos más orientales sin tener que ir directamente a esos sitios a conseguirlos.

Mapa que explica el tráfico comercial de Dilmun
Mapa que explica el tráfico comercial de Dilmun

Por lo tanto, si hacemos un balance general, en el periodo de la III Dinastía de Ur hay una reorientación del tráfico comercial y de las influencias políticas, con un claro desplazamiento del centro de gravedad hacia el este. Esto sin duda influye en el hecho de que los contactos mesopotámicos con estas regiones orientales sean menos agresivos.

Sello comercial hallado en Dilmun con figuras humanas y animales
Sello comercial hallado en Dilmun con figuras humanas y animales

LA PERIFERIA NOROESTE

La influencia que el imperio de Ur extiende sobre el noroeste de la Baja Mesopotamia es más difuso. Por lo pronto, podemos decir que un puesto avanzado de las relaciones mesopotámicas con las sirias es la ciudad de Mari, que recordemos que fue conquistada por Sargón de Akkad y desde entonces estaba gobernada por unos gobernadores con mayor autonomía que los ensi neosumerios. Durante la crisis del imperio acadio, y durante las décadas de ocupación de los guti, esta dinastía de gobernadores consigue independizarse por completo, de tal manera que los reyes de la III Dinastía de Ur no consiguen reconquistarla. Vista la situación, a los reyes de Ur no les quedó más remedio que mantener relacionales diplomáticas y comerciales admitiendo la independencia de esta región. Más allá de Mari, la desaparición del imperio eblaíta ha dejado un vacío de poder que ha favorecido el crecimiento y propagación de los Martu, formando nuevas tribus occidentales de pastores semitas que amenazan las fronteras norte del imperio de Ur.

Vista satélite actual enmarcando todo lo que debió ocupar la ciudad de Mari
Vista satélite actual enmarcando todo lo que debió ocupar la ciudad de Mari

1 Trackback / Pingback

  1. HISTORIA ANTIGUA DE PRÓXIMO ORIENTE AL COMPLETO | Historiae

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*