LA CULTURA PALEOBABILÓNICA

INTRODUCCIÓN

Tras la caída del Imperio de la Tercera Dinastía de Ur (al final del III milenio a.C.), termina la Edad del Bronce Antiguo. El periodo cronológico y cultural que le sigue ahora es el de las dinastías de Isin (2017-1794 a.C.) y Larsa (2025-1763 a.C.), contemporáneas entre sí, y pertenecientes a las culturas de la Edad del Bronce Medio. Una cosa que hasta ahora se me había olvidado comentaros es que el periodo de Isin-Larsa que hemos visto hasta ahora en las últimas tres entradas recibe el nombre de periodo paleobabilónico cuando se acerca a sus últimas décadas de vida, concretamente desde principios del siglo XIX a.C. El por qué de este nombre es bien sencillo, ya que representa el periodo cronológico en el que se va gestando la que después será la plenitud de desarrollo histórico de Babilonia, tal y como vimos en la entrada anterior. Las primeras décadas de Historia de este periodo paleobabilónico (coincidente con el último siglo del periodo de Isin-Larsa) se solapan con el final del Bronce Antiguo porque ésta, al igual que todas las transiciones en épocas históricas, es un cambio lento y progresivo que se va produciendo tras años y décadas. Como ya hice cuando hablamos de la cultura neosumeria, en este artículo voy a tratar brevemente las características de la cultura del periodo paleobabilónico.

Cronología general del periodo de Isin-Larsa por ciudades
Cronología general del periodo de Isin-Larsa por ciudades

LA ESCUELA Y LA EDUCACIÓN PALEOBABILÓNICA

1) La transición lingüística y escrita:

En el periodo paleobabilónico, la escuela (recordad que la llamaban “edubba”) sigue siendo el centro impulsor de toda la cultura mesopotámica, al igual que en el imperio de la Tercera Dinastía de Ur. De hecho, en estas escuelas, de corte muy conservador, se sigue transmitiendo los conocimientos de la misma forma y con los mismos instrumentos de trabajo que en época neosumeria. Sin embargo, no todo ha podido seguir quieto y sin cambios. Por ejemplo, cuando se acabo el imperio de Ur el sumerio ya pasó a ser una lengua muerta, así que en las escuelas se produce la transición definitiva del sumerio al acadio como lengua escrita y hablada por la población. Esta transición se produce poco a poco, ya que es algo que afecta a toda la cultura escrita de Mesopotamia, e implica traducir al acadio todo lo que estaba en sumerio.

Estatua de un devoto hallada en la ciudad de Larsa
Estatua de un devoto hallada en la ciudad de Larsa

2) Los escribas paleobabilónicos:

Los escribas son los que tienen que llevar a cabo estas inmensas tareas de recuperación y traducción del patrimonio cultural sumerio. Para ello, tienen que enseñar el sumerio como lengua muerta a los nuevos escribas, para que sepan la lengua de cara a la traducción de las grandes obras de la literatura sumeria. Casi podríamos decir, por mostrar una comparación, que el sumerio en el periodo paleobabilónico es como el latín en la Edad Media. Pero claro, los escribas no solo se pueden dedicar a las labores de traducción de obras sumerias, sino que también tienen que haber producciones propias de este periodo escritas en acadio.

León de terracota del periodo paleobabilónico
León de terracota del periodo paleobabilónico/de Isin-Larsa

De este periodo podemos destacar la creación de una gran “enciclopedia” que, a lo largo de sus 22 tablillas, recopila todas las listas de las distintas categorías que forman el saber mesopotámico: árbples y objetos de madera, cañas y objetos de cañas, vajillas, objetos de piel y metal, plantas, peces, aveces, lanas y vestidos, localidades, productos alimentarios… Esta especie de “enciclopedia” no explica las cosas en sí, sino que se limita a nombrarlas y enumerarlas. A nivel jurídico, hay que destacar el especial interés que existe por los problemas matemáticos, y no sencillos, sino de esos que te hacían pensar y agobiarte mucho en el colegio (del tipo “si tienes que mandar a cavar un hoyo de tales dimensiones y cavan tanto al día, y les tienes que pagar tanto al día, ¿cuánto te gastarás y cuánto tardarán en cavarlo?”).

Terracota del periodo paleobabilónico
Figura en terracota del periodo paleobabilónico/de Isin-Larsa

EL AUGE DE LA HISTORIOGRAFÍA

Si los periodos acadio y neosumerio se habían caracterizado por una justificación del poder de origen divino, el periodo paleobabilónico que viene dos siglos después lo va a hacer por justo lo contrario, por fundamentar su poder en la herencia histórica. Es decir, que los reyes quieren demostrar que tienen un histórico derecho a tener el poder, mayoritariamente por descender de un linaje dinástico que tenía el poder. A nivel cultural, esto lo que implica es que hay, por así decirlo, un “boom” de la historiografía mesopotámica. A nivel práctico, este aumento del interés por la Historia de su país se manifestó en el interés a tres vertientes: en primer lugar, interés en las pasadas listas reales, que son usadas para justificar lo que decía antes de los antepasados. De ese modo, los reyes de la dinastía de Isin justifican su poder, porque serían los descendientes históricos de los de Ur.  En segundo lugar, habría que hablar de las colecciones de inscripciones reales de los periodos acadio y neosumerio, las cuales son usadas por los escribas como fuente fundamental para reconstruir la Historia de su país y del lugar en el que vivían. Y en tercer lugar, la literatura pseudohistórica de todo este tiempo, es decir, fuentes que no son creíbles desde el punto de vista histórico pero que aun así son usadas por los escribas como fuentes de conocimiento.

Posavasos de oro, bronce y plata de inicios del periodo Isin-Larsa
Posavasos de oro, bronce y plata de inicios del periodo Isin-Larsa/paleobabilónico

LA INTERPRETACIÓN DE PRESAGIOS

En el periodo paleobabilónico, los sacerdotes ya no tienen la exclusividad de la comunicación con los dioses. ¿En qué se traduce esto en la práctica? Pues en la rápida proliferación de los métodos de interpretación de presagios. A pesar de que ya en periodos anteriores del III milenio a.C. sabemos de la existencia de técnicas de comunicación directa entre el mundo humano y el divino (como algunos reyes que decían que un dios se le aparecía en sueños para darle un mensaje), no es hasta ahora cuando se desarrolla la interpretación de los mensajes que los dioses “enviarían encriptados”. De este modo, cualquier tipo de sueño se puede interpretar como un mensaje de los dioses, ya que al hacerlo nos estarían comunicando el futuro. En este sentido, la práctica adivinatoria más extendida en Mesopotamia en el periodo paleobabilónico es la que se hacía a partir de examinar el hígado de animales sacrificados. Aparte, surgen otras técnicas a partir de interpretación de presagios: nacimientos deformes, astrología, forma y expansión del incienso…

Guía completa para interpretar los presagios del hígado de un animal sacrificado
Guía completa para interpretar los presagios del hígado de un animal sacrificado

1 Trackback / Pingback

  1. HISTORIA ANTIGUA DE PRÓXIMO ORIENTE AL COMPLETO | Historiae

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*