IMPERIO MEDIO ASIRIO

Pedestal del rey medioasirio Tukulti-Ninurta I (1243-1207 a.C.)

INTRODUCCIÓN

Durante cuatro siglos, desde el final del Reino Antiguo asirio (aprox. 1750 a.C.) hasta el inicio del Reino Medio asirio (aprox. 1360 a.C.), la Historia asiria está mal documentada, tanto por las inscripciones locales como por las noticias exteriores. En términos arqueológicos, podemos decir que el Reino Medio es un periodo de la Historia asiria a medio camino entre dos mundos, ya que comienza en la Edad del Bronce Final y termina en la Primera Edad del Hierro (aprox. 1360-1050 a.C.) En términos políticos, estos cuatro siglos de crisis abarcan desde el reinado de Ishme-Dagan I (aprox. 1780-1741 a.C., contemporáneo a Hammurabi de Babilonia) hasta el de Ashur-uballit (aprox. 1365-1330 a.C.). Lo que sí tenemos claro es que el reino asirio pasó unos siglos de gran decadencia, en los que su territorio habría quedado reducido a su mínimo alcance, y con escasas posibilidades de maniobra. En esta entrada voy a intentar mostraros de la forma más clara posible la extensión que alcanzó el imperio o reino medio asirio, explicando las distintas fronteras que llegó a tener.

Mapa del imperio asirio en tiempos de Shamshiadad I
Mapa del imperio asirio en tiempos de Shamshiadad I

LAS TRES FRONTERAS DE ASIRIA

El imperio medio asirio, que llegó a su máximo apogeo territorial durante el reinado de Tukulti-Ninurta I (aprox. 1244/1243 – 1208/1207 a.C.), tenía tres fronteras bien definidas, y en las que este rey asirio mantuvo una intensa actividad: en el sector noreste (el norte de los Montes Zagros y el curso alto del río Tigris), Asiria limita con una serie de pueblos montañeses, organizados en pequeños estados que apenas pueden poner resistencia al poderío militar y político asirio, por lo que tienden a gravitar en torno a ésta. Sin embargo, debido a las condiciones naturales de este territorio, resulta muy difícil trasladar un ejército para conquistar y anexionar esos pequeños reinos. En el sector oeste, la frontera es mucho más definida, ya que está formada por el río Eúfrates: en la orilla izquierda se encuentra Asiria y a la izquierda los Estados-vasallos de los hititas. Por último, en el sur está la frontera con Babilonia, una potencia con una estructura política y una fuerza militar equivalente a la asiria. A diferencia de las otras dos, esta frontera meridional carece de referencias geográficas precisas. Veamos ahora más detalladamente cada una de estas fronteras.

Mapa aproximado del Reino Medio asirio
Mapa aproximado del Asiria a comienzos y a finales del Reino Medio

LA FRONTERA NORESTE

La frontera noreste (la de los pueblos montañeses) es la más importante para la existencia misma del Estado asirio, aunque signifique la de menor gloria a nivel internacional. Las tribus y pequeños reinos de los Zagros y el alto Tigris a veces amenazan la campiña asiria con incursiones y saqueos, usados por la propaganda política asiria para justificar su intervención armada en esta zona. Sin embargo, lo cierto es que las intervenciones asirias en las montañas son mucho más graves que las de los montañeses en Asiria, sobre todo teniendo en cuenta los intereses que tenían en estas montañas por su abundancia de madera. Por poner un ejemplo, el rey Tukulti-Ninurta necesitó esta madera para llevar a cabo su ambicioso programa de restauración y construcción de templos, palacios y fortificaciones. En esta zona también están interesados en el cobre y los caballos, ya que son la base fundamental del ejército medioasirio. Por todos estos intereses ocultos, y justificándose en motivos de seguridad, Tukulti-Ninurta penetra profundamente en esta zona, y asegura por la vía militar el abastecimiento y explotación de todos estos recursos estratégicos.

Lamassu hallado originalmente en el palacio de Tukulti-ninurta I
Lamassu hallado originalmente en el palacio de Tukulti-ninurta I

LA FRONTERA OESTE

Tal y como decía antes, el segundo frente, el del río Éufrates, es mucho más definido. Una vez resueltos los problemas fronterizos entre los hititas y asirios, el río se presenta como una zona muy difícil de cruzar para los ejércitos de ambas potencias, por lo que establecieron relaciones relativamente cordiales. Ninguno de los dos grandes reyes es capaz de controlar el territorio comprendido entre el alto Éufrates y el alto Tigris, pero ambos temen que el otro lo consiga o llegue a tener demasiada influencia. Aunque no siempre hubo cordialidad y paz entre ambas potencias (sobre todo avanzado el reinado de Tukulti-Ninurta en Asiria), lo cierto es que no tenemos noticias de grandes choques militares entre ambos, lo que nos estaría indicando que nunca se produjeron. De lo que sí tenemos constancia es de la correspondencia que se mantenían ambos reyes: por ejemplo, en una carta enviada por el rey hitita Tudkhaliya IV al rey asirio Tukulti-Ninurta, le recomienda que no emprenda una expedición contra Papkhi (uno de los pequeños reinos montañeses de la frontera noreste), consejo que fue ignorado por el rey de Asiria.

Estado actual de una maza de Tukulti-ninurta I
Estado actual de una maza de Tukulti-ninurta I

LA FRONTERA SUR

La frontera sur, la ocupada por Babilonia, es la que mantiene ocupado a Tukulti-Ninurta durante la segunda mitad de su reinado. Pero antes, veamos brevemente los antecedentes para entender la situación actual: a raíz de la victoria del rey asirio Adad-Nirari (aprox. 1307-1275 a.C.) contra los babilonios en la batalla de Kar-Ishtar, se habían definido las fronteras entre ambas potencias de una manera ventajosa para Asiria. Sin embargo, décadas después, cuando el rey Tukulti-Ninurta se encontraba luchando en el frente noreste, el rey Kashtiliash IV de Babilonia rompió el solemne juramento de paz que se había sellado décadas atrás al reconquistar para Babilonia algunos territorios fronterizos, como Rapiqum o Arrapkha.

Tablilla que cuenta algunos de los acontecimientos del reinado de Tukulti-ninurta
Tablilla que cuenta algunos de los acontecimientos del reinado de Tukulti-ninurta

Por este motivo, en cuantos se libra de sus problemas en el frente noreste, Tukulti-Ninurta inicia la guerra contra Kashtiliash IV, con el objetivo de castigar su traición y recuperar los territorios perdidos. Por lo que sabemos, hay una batalla campal con victoria asiria, en la que Kashtiliash IV es derrotado, capturado y llevado prisionero a Assur. Mientras tanto, Tukulti-Ninurta no se para ahí, sino que llega a conquistar toda Babilonia, derribando sus murallas y templos, “desterrando” a sus dioses y a parte de su población, y tratando de llevar el imperio asirio hasta el Golfo Pérsico. A nivel simbólico, el rey asirio asume la realeza de Babilonia, proclamándose rey de Sumer y Akkad, y presumiendo de que su dominio se extiende de “mar a mar” (probablemente refiriéndose a que Asiria en este momento abarca desde el Golfo Pérsico hasta el Lago Van, o quizás como mucho al Mediterráneo, una cuestión más discutible).

Estela del rey Adad-Nirari de Asiria
Estela del rey Adad-Nirari de Asiria

1 Trackback / Pingback

  1. HISTORIA ANTIGUA DE PRÓXIMO ORIENTE AL COMPLETO | Historiae

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.