ORÍGENES DE ISRAEL: BIBLIA vs. REALIDAD

INTRODUCCIÓN

Tras el final de la Edad del Bronce (grosso modo entre el 3100 y el 1200 a.C.), se inicia la Edad del Hierro, abarcando aproximadamente entre el 1150 y el 500 a.C. A su vez, está sub dividida en tres fases: la Edad del Hierro I (med. s.XII – med. s.XI a.C.), la Edad del Hierro II (med. s.XI – med. s.VIII a.C.), y la Edad del Hierro III (med. s.VIII a.C. – med. s. VI a.C.). Tal y como el mismo nombre indica, el cambio más trascendental producido entre estos dos grandes periodos es la metalurgia del hierro, lo que no significa que no hubiera otras grandes innovaciones en el mundo de la política, la sociedad, la religión, la cultura o la economía del Oriente Próximo antiguo.

Mapa de las regiones productoras de Metales en Oriente Próximo
Mapa de las regiones productoras de Metales en Oriente Próximo

TRADICIÓN Y BIBLIA vs. REALIDAD HISTÓRICA

1) Relatos fundacionales y etiológicos:

Retomemos un momento el hilo conductor de la entrada anterior. Estamos en un contexto cronológico pre monárquico en el que se está formando la que después será la entidad política y etnográfica de Israel. Es en esta época donde se sitúan todas las historias fundacionales que fueron recogidas por la tradición historiográfica, creándose un único gran árbol genealógico del que salen los patriarcas epónimos de la unidad nacional (Abraham, Isaac, Jacob), los epónimos de las tribus (los doce hijos de Jacob), y todos los epónimos de los clanes-aldeas que llevan a los árboles genealógicos familiares. Estas genealogías van acompañadas de todas las historias etiológicas (es decir, que estudian las causas) que explican y justifican la existencia de ciertos ritos, ceremonias o instituciones. Y, como es evidente, estas historias están en buena medida influenciadas por los acontecimientos de la época.

Supuestos territorios de las Doce Tribus de Israel, según el libro bíblico de Josué
Supuestos territorios de las Doce Tribus de Israel, según el libro bíblico de Josué

Creo que entenderéis todo esto mejor con los siguientes ejemplos. Para justificar las pretensiones territoriales exigidas por los exiliados y desterrados que volvieron a Palestina desde Babilonia, estos grupos humanos se presentaron como los descendientes directos de las tribus israelitas que se habían marchado al exterior en una remota época, como el pueblo que había recibido la promesa divina de convertirse en el más numeroso y el soberano de toda la región. Luego viene el primer destierro (en Egipto) y un éxodo y regreso a Palestina (supuestamente en el siglo XII a.C.), que sirven para configurar el destierro y el regreso de la edad histórica (es decir, de los siglos VII y VI a.C.). Dicho con otras palabras, el hecho de que los regresados del exilio en Babilonia se apoderen del país se justifica ideológicamente gracias a historias como la de la conquista de Josué sobre una ciudad de Jericó que en la realidad llevaba siglos abandonada. Según la visión de estos relatos “históricos” israelitas, los cananeos, que vivían desde hacía milenios en la región (desde el neolítico), no tenían ningún derecho a estar ahí porque la promesa divina les condenaba al exterminio, ya que solo ellos eran el pueblo elegido por Dios.

Palestina en el siglo X (izquierda), en los siglos IX-VIII (centro), y en los siglos VII y VI a.C. (derecha)
Palestina en el siglo X (izquierda), en los siglos IX-VIII (centro), y en los siglos VII y VI a.C. (derecha)

2) ¿La Edad de los Jueces?

Otro elemento que claramente contrasta entre lo que nos presenta la tradición historiográfica israelí y la realidad histórica es la aparición de un periodo de los Jueces, una supuesta época dominada por magistrados tribales no hereditarios que sucedería a la de las monarquías cananeas destruidas por Josué, y que sería antecedente de la aparición de la monarquía israelita de Saúl y David. La época no monárquica de los Jueces es objeto de polémica entre quienes ven en ella un estado de debilidad y caos político, y quienes proyectan en ella sus ideales de libertad, igualdad y falta de opresión fiscal y administrativa. Ahora bien, la realidad histórica es que no existió la Edad de los Jueces que se describe en la Biblia para los siglos XII y XI a.C., ya que en Palestina siempre hubo reyes, residuos de los antiguos reinos cananeos, y gobiernos tribales que mantenían con éstos relaciones conflictivas. Como es natural, alguno de los relatos del Libro de los Jueces pueden tener algún dato histórico auténtico, pero lo cierto es que muchos de ellos son claramente míticos.

Tipo estándar de viviendas en las ciudades israelitas (Tell Beit Mirsim)
Tipo estándar de viviendas en las ciudades israelitas (Tell Beit Mirsim)

3) El pacto de Yahvé y el pueblo de Israel:

El tercer y último elemento que voy a analizar es el “pacto” entre Yahvé y su pueblo, que funda la comunidad nacional y religiosa en la época de Moisés y Josué. Pese a su carácter artificial y anacrónico, puede que este pacto recogiera herencias culturales de tradiciones muy antiguas, como es el caso de los pactos que sellaban grandes y pequeños reyes en el Bronce Tardío. Si seguimos esta hipótesis, solo habría que sustituir al gran rey terrenal por la divinidad, y al pequeño rey por el pueblo, y ya tenemos de dónde viene la creación cultural de este pacto.

Por otro lado, es contradictorio que se atribuya a Moisés la fundación del yahvismo como religión revelada perfectamente formada antes incluso de la llegada de la tribu de Israel a Palestina. Tal y como lo plantea la Biblia, el pueblo de Israel habría hecho su entrada en la Tierra Prometida ya dotados de una impecable organización sociopolítica, basada en una coalición de tribus con magistrados comunes y en una comunidad religiosa de devotos de Yahvé, dios nacional y estrictamente exclusivo. Sin embargo, la realidad histórica es que esto solo acabaría siendo así con el paso de los siglos (cerca del cambio de era), y no desde el principio como plantea la Biblia. Y es que es inconcebible pensar que usaran la fe religiosa como el elemento fundamental de cohesión social antes de, por ejemplo, las importantes reformas religiosas de Ezequías y Josías (siglo VII a.C.).

Planta de Beersheba, ejemplo típica de ciudad pequeña de la Palestina de la Edad del Hierro
Planta de Beersheba, ejemplo típico de ciudad pequeña de la Palestina de la Edad del Hierro

Para más información:

Perfil de Facebook del blog

Perfil de Twitter del blog

Canal de Youtube del blog

9 Comentarios

  1. Los israelitas solo son los descendientes de jacob, pero todos los descendientes de abraham deben ser llamados hebreos, además Dios nunca hizo pacto con Jacob, solo con Abraham y Jesús, pero israel es un apodo que le susurro al oído de jacob un extraño ángel invisible, que en una lucha contra el durante toda una noche este ¿Ángel? tenía miedo al amanecer y al huir, jacob lo tomó del talón descoyuntado y jacob lo coacciono de no soltarlo y así este ¿Ángel? lo llamo israel que significa EL QUE LUCHA CONTRA DIOS y jacob significa engañador…

  2. No estoy versada en religión, pero ésta es a veces culpable de guerras. En 1948 cuando se determinó que los judios podian regresar a Palestina, allí se encontraron con miles de árabes que hacia siglos que vivian alli y aquella tierra la consideraban su patria. Se entendió que cuando los judios llegaron alli, debian compartir Palestina, pero éstos, amparándose en su religión empezaron a acribillar a los árabes, quizás en venganza de lo que ellos sufrieron muchos siglos o como el holocausto, ¿pero no ve nadie que esos judios están haciendo lo mismo con los árebes? les están echando de sus tierras y levantan murallas como ellos tenian sus getos. Por favor, me podeis dar una explicación? Gracias

    • Hola Rosa. En primer lugar, muchas gracias por visitar mi blog y leer mi artículo. Desgraciadamente, el Hombre ha quedado infinidad de problemas sin resolver a lo largo del tiempo, siendo los eternos conflictos en esta franja de terreno uno de los mayores problemas sin solucionar del último siglo. No podemos saber si alguna vez se solucionará, y como será esa solución. Por eso, los historiadores solo podemos trabajar para conocer el pasado de la forma más neutral, verídica, rigurosa y objetiva que nos sea posible. Sé que quizás ésta no es la respuesta que buscabas, pero yo pregunto: ¿acaso alguien sabe cómo solventar este tipo de problemas? Un saludo.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. ISRAEL EN TIEMPOS DE SAÚL, DAVID Y SALOMÓN | Historiae
  2. HISTORIA ANTIGUA DE PRÓXIMO ORIENTE AL COMPLETO | Historiae

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*