LA SEGUNDA GRAN EXPANSIÓN DEL IMPERIO NEOASIRIO

INTRODUCCIÓN

A la hora de enseñaros la Historia del imperio neoasirio (aprox. 934-630 a.C.), creo que es necesario dividirla en al menos cuatro fases cronológicas:

  1. Primera fase (934-859 a.C.): se produce la recuperación del territorio perdido y la consolidación del mismo bajo los reinados de Ashur-dan II, Adad-Nirari II, Tukulti-Ninurta II y Assurnasirpal II.
  2. Segunda fase (858-745 a.C.): se da la primera gran expansión territorial bajo los reinados que abarcan desde Salmanassar III hasta Ashur-nirari V.
  3. Tercera fase (744-705 a.C): dura lo que duran los reinados de Tiglat-pileser III, Salmanassar V y Sargón II, autores de la segunda gran expansión territorial.
  4. Cuarta fase (705-630 a.C.): es el periodo de mayor auge del imperio neoasirio, extendiéndose durante los reinados de Senaquerib, Asarhaddon y Assurbanipal.
Cronología mesopotámica entre el 900 y el 600 a.C.
Cronología mesopotámica entre el 900 y el 600 a.C.

EL REINADO DE TIGLAT-PILESER III

1) Regreso al esplendor militar:

La crisis que vivió el reino neoasirio durante buena parte de la primera mitad del siglo VIII a.C. llegó a su culmen pocos años antes de solventarse, pues el rey Sarduri II de Urartu (aprox. 764-734 a.C.) entra a formar parte del sistema de los Estados neohititas, reuniéndolos en una gran coalición anti asiria que Urartu preside. Esta situación que se encuentra Tiglat-pileser III (aprox. 744-727 a.C.) al subir al trono asirio le hace tener que enfrentarse a dos retos importantes: dotar al imperio neoasirio de una organización y cohesión interna que le era imprescindible para poder llevar a cabo una fuerte político exterior en Babilonia y en Urartu. La prueba más evidente del buen gobierno de Tiglat-pileser III como rey asirio es que pocos meses después de su entronización ya está combatiendo eficazmente en Babilonia, venciendo incluso a la coalición anti asiria de Urartu unos dos años después. Al igual que Salmanassar III un siglo antes, Tiglat-pileser va a dar prioridad en sus campañas a los Estados arameos del centro y sur, y solo después a los reinos neohititas del norte.

Estela con los anales de Sarduri II de Urartu
Estela con los anales de Sarduri II de Urartu

2) El sistema provincial neoasirio:

Al menos desde el punto de vista asirio, los Estados conquistados son todos unos “traidores”, porque antes o después habían estado vinculados a Asiria mediante pactos de fidelidad y pago de tributos. Una vez resuelta esta rebelión, Asiria se da cuenta de que necesita una organización administrativa de su territorio diferente, por lo que va a dividirlo en provincias asirias, de tal modo que los príncipes locales son ahora sustituidos por gobernadores asirios, y los palacios reales locales lo son por palacios provinciales asirios. En cuanto a la población, se vuelve al antiguo sistema de las deportaciones a gran escala, con el doble objetivo de romper la importancia de las élites locales y repoblar las tierras conquistadas de fieles al soberano asirio. De esta manera, las nuevas provincias quedan entremezcladas culturalmente con los reinos que sobreviven al paso arrollador asirio, como Karkemish, Judá, Hama, Gaza o Samaria. Llegados a puntos del mapa a los que ningún rey había llegado hasta ahora, Asiria se va a encontrar de frente con los egipcios y los árabes.

Planta general de la ciudad de Karkemish
Planta general de la ciudad de Karkemish

3) Campañas contra Urartu y Babilonia:

A pesar de su victoria sobre Urartu y su coalición anti asiria, Tiglat-Pileser III piensa que estos Estados aun no han tenido el castigo que se merecen. Por este motivo, los ejércitos asirios penetran en Urartu y llegan hasta su capital, Turushpa (también conocida como Tushpa), cerca del lago Van, dejando a su paso una ola de encarnizadas destrucciones. En otro orden de cosas, en el frente babilonio, Tiglat-pileser III asume él mismo la realeza babilonia con el nombre de Pulu una vez que ha vencido a todas las tribus caldeas que luchaban entre ellas por el control de la soberanía babilonia. Sin embargo, como suele pasar, cuando el rey vuelve a Asiria deja un vacío que rápidamente es ocupado de neuvo por las tribus caldeas.

Estado actual de la puerta sur de Tushpa, capital de Urartu
Estado actual de la puerta sur de Turushpa, capital de Urartu

EL REINADO DE SARGÓN II

1) Actuaciones en el interior:

Salmanassar V (aprox. 726-722 a.C.) tuvo un reinado bastante corto debido a que el siguiente rey, Sargón II, le usurpó el trono como reacción a la eliminación de los privilegios y derechos tradicionales que había quitado durante su breve reinado a las ciudades de Assur y Kharran. Como buen usurpador, Sargón II está en deuda con las fuerzas que le han apoyado en su ascenso al trono, por lo que lo primero que va a hacer es restablecer los privilegios y derechos de las ciudades de Assur y Kharran. Una vez pagados los favores que debía, Sargón II se centró en completar el proceso de centralización y reorganización estatal iniciado por Tiglat-pileser III. Uno de los elementos más destacables de este proceso es la fundación de una nueva ciudad capital: Dur-Sharrukin, construida ex novo en un lugar nunca poblado anteriormente (como la ciudad de Amarna construida siglos antes por los egipcios). Esta nueva ciudad tiene una estructura urbanística totalmente planificada, con el objetivo de evitar la caótica planificación urbanística de grandes ciudades asirias tradicionales como Assur o Nínive.

Plano del palacio de Dur-Sharrukin
Plano del palacio de Dur-Sharrukin

2) Actuaciones en el exterior:

Sargón II va a conseguir continuar la política de conquistas emprendida por Tiglat-pileser III. En el sector siropalestino queda poco por hacer: el asedio de Samaria se completa en su primer año de reinado, y Hama es reducida a provincia asiria, aunque las grandes ciudades fenicias y filisteas siguen siendo independientes. Sin embargo, uno de los grandes logros de su reinado está más allá de donde ningún rey asirio ha llegado, ya que va lanzar una expedición de conquista de la isla de Chipre (conocida por los neoasirios como Yadnana). Aunque al principio resulta difícil de consolidar por el mar Mediterráneo que separa ambos territorios, la conquista de Chipre pone al servicio asirio sus grandes recursos naturales y financieros. Los Estados neohititas, que durante el reinado de Tiglat-pileser III conservaron su autonomía política a pesar de pagar tributos a Asiria, ahora son reducidos a simples provincias uno tras otro: de forma más estable Karkemish, Malatya, Gurgum, Kummukh, Sam´al, Que, y de forma más inestable Khilakku y Tabal.

Extensión del imperio asirio entre el siglo IX y VII aC
Extensión del imperio asirio entre el siglo IX y VII aC

3) La muerte de Sargón II:

Al final, tras conseguir una importante victoria contra el reino de Urartu, Sargón II probablemente murió en una batalla de escasa importancia en Tabal. Ante esto, los asirios van a interpretar que si un rey que había logrado tan importantes victorias moría en esas circunstancias, es que estaba recibiendo un gran castigo divino. Por este motivo, su hijo y sucesor, Senaquerib, no va a mencionar a su padre en sus inscripciones y va abandonar la nueva capital de Dur-Sharrukin para distanciarse lo más posible del trágico destino de su padre.

Relieve del rey neoasirio Sargón II
Relieve del rey neoasirio Sargón II

1 Trackback / Pingback

  1. HISTORIA ANTIGUA DE PRÓXIMO ORIENTE AL COMPLETO | Historiae

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*