El arquetipo de la Cenicienta en el cine de Hollywood

Kate Winslet y Leonardo Dicaprio caracterizados como sus personajes en Titanic
Kate Winslet y Leonardo Dicaprio caracterizados como sus personajes en Titanic

Artículo sobre el arquetipo de la cenicienta publicado originalmente por mí en la web de La Trova el día 13/09/2018. Puedes acceder a la versión original del mismo a través de este enlace.

Introducción

Sin duda, la historia de la Cenicienta es la que más veces ha sido adaptada al cine: una pobre mujer que está perdida y sin rumbo, y a la que le va a cambiar la vida para mucho mejor conocer a un hombre benefactor que la saca de la miseria en la que vivía antes de conocerlo. Desde la Cinderella protagonizada por Mary Pickford en un temprano año 1914 hasta la actualidad, el número de las Cenicientas cinematográficas ha sido enorme. Los más recientes casos se encuentran en películas tan exitosas como Pretty Woman o Titanic, entre otras.

Pretty Woman, la Cenicienta moderna

Da igual que la Cenicienta de Disney (1952) y el colosal éxito de Pretty Woman de Julia Roberts y Richard Gere estén separadas por casi medio siglo, ya que la trama se repite. En ambas películas, el sexo masculino es superior al femenino en riqueza, ocupación laboral y estatus social, por lo que la única forma que tiene la mujer de mejorar su condición actual es iniciar una relación con un poderoso hombre que las libere de la situación en la que viven.

Julia Roberts y Richard Gere caracterizados como sus personajes en Pretty Woman (1994), uno de los mayores ejemplos del arquetipo de la Cenicienta
Julia Roberts y Richard Gere caracterizados como sus personajes en Pretty Woman (1994), uno de los mayores ejemplos del arquetipo de la Cenicienta

Sin embargo, la Vivian que protagoniza Pretty Woman es mucho más ambigua que la Cenicienta de Disney. Al mismo tiempo vemos cómo se muestra encantada de ser sexualmente atractiva para los hombres (ya que eso es algo muy positivo para captar clientes en su trabajo de prostituta), y cómo se muestra ansiosa por dejar ese mundo y dedicarse a ser la rica esposa del hombre que le cambió la vida. La moraleja de esta Cenicienta adaptada a la contemporaneidad está supuestamente en que el amor que se profesan Vivían (Julia Roberts) y Edward (Richard Gere) puede superar las barreras socioeconómicas que les separan y unirles para siempre. Sin embargo, también deja en el fondo un mensaje claro: solo el dinero proveniente del hombre es el que permite esta transformación y hace al ser humano, en este caso a la mujer, respetable y digna del alto estatus social del hombre.

El machismo detrás de Titanic

Habrá que esperar hasta finales del siglo XX para ver cómo en las películas de Hollywood el arquetipo de la Cenicienta se va transformando, manteniendo su esencia pero adaptándose a los tiempos cada vez menos tendentes al machismo. Estos son los casos, por ejemplo, de Titanic (1997), Por siempre jamás (1998), o Sucedió en Manhattan (2002).

Kate Winslet y Leonardo Dicaprio caracterizados como sus personajes en Titanic
Kate Winslet y Leonardo Dicaprio caracterizados como sus personajes en Titanic (1997)

Sin lugar a dudas, podríamos decir que Titanic es la película más exitosa de la Historia del cine a todos los niveles, ya que acumula dos grandes récords: ostentar durante más de una década el puesto de la película más taquillera de la Historia, y ostentar también el puesto de la película más premiada de todos los tiempos. En esta monumental película se da lo contrario que en Pretty Woman, ya que Jack (Leonardo Di Caprio) es un joven pobre, pintor, bohemio, y sensible que gana por casualidad unos pasajes de tercera clase para el RMS Titanic, el transatlántico más lujoso de la época. Allí conocerá a Rose (Kate Winslet), una joven rica, rebelde e insatisfecha con su vida, condenada a casarse con el horrible pero rico Cal Hockley (Billy Zane) como vía de solución a los problemas económicos de su familia.

Con Jack, Rose va a vivir una breve pero intensa historia de amor que le va a cambiar la vida para siempre, pero interrumpida por el hundimiento del barco. Tal y como dice la anciana Rose en la película, “Jack me salvó, en todos los sentidos en que se pueda salvar a una persona“. Y es que no solo evitó que se suicidara tirándose del barco, sino que le mostró que podía escapar de ese modo de vida para vivir como ella quisiera. Al final, es el propio Jack el que da su vida para salvar la suya, haciéndole prometer que nunca se rendiría, y mostrando en los cuadros de los últimos momentos de la película la emocionante y feliz vida que llevó la protagonista tras asumir el apellido de su amante muerto para poder empezar desde cero.

Jack y Rose, protagonistas de Titanic, película con una remodelación del arquetipo de la cenicienta
Jack y Rose, protagonistas de Titanic, película con una remodelación del arquetipo de la cenicienta

Otros ejemplos de arquetipo de la cenicienta

En Por siempre jamás (1998) asistimos de nuevo a una reinterpretación del cuento clásico de la Cenicienta. En esta ocasión, la protagonista es Danielle de Barberac (Drew Barrymore), representando la encarnación que más ha conseguido romper la estructura patriarcal de este arquetipo. Esto es así porque la historia de amor entre esta huérfana noble avasallada por su madrastra y sus hermanastras y el príncipe va a estar construida de manera diferente desde el principio. El príncipe de Francia tiene que casarse, pero se niega a hacerlo con cualquiera de las damas nobles locales o extranjeras por ser muy superficiales y tontas. A lo largo de una serie de encuentros, se va a ir enamorando de la inteligencia, la astucia, la labia, la rebeldía contra lo establecido y la fortaleza personalde Danielle.

En Sucedió en Manhattan (2002), aunque se observan menos avances, se producen algunos significativos. La protagonista es Marisa Ventura (Jennifer López), una fuerte, inteligente, autónoma y trabajadora madre soltera mestiza e inmigrante que lucha para salir cada día adelante con su hijo trabajando como camarera de piso en un lujoso hotel en Nueva York. Marisa va a enamorar al congresista Marshall (Ralph Fiennes) por las mismas razones que Danielle al príncipe francés, pero con un resultado innovador: la película no acaba en matrimonio, solo se dice que ambos son una pareja feliz.

Drew Barrymore y Dougray Scott caracterizados como sus personajes en Por siempre jamás 1998
Drew Barrymore y Dougray Scott caracterizados como sus personajes en Por siempre jamás (1998)

Conclusiones

A pesar de los pasos de gigante que se han dado, el machismo sigue impregnando la sociedad y la industria hollywoodiense. Si bien se están superando poco a poco los roles de género machistas en las películas, no es así en el mundo real. Solo el 22% de las 108 nominadas a Mejor Película en los Óscar durante el siglo XXI (entre 2000 y 2016) contaban con al menos una mujer entre su equipo de guionistas.

También es destacable el hecho de que solo el 17% de los puestos en los equipos técnicos de las películas (incluyendo directores, guionistas, productores, productores ejecutivos, editores y directores de fotografía) estaban ocupados por mujeres. Además, en toda la Historia de los Óscar solo ha habido cinco nominadas y una ganadora a mejor dirección, mostrando que el trabajo de dirección es todavía absoluta y mayoritariamente masculino. En definitiva, son muchos los avances que se han hecho, pero son muchísimos más los que quedan por producirse.

Bibliografía

BOU, N. (2006): Diosas y tumbas: mitos femeninos en el cine de Hollywood. Editorial Icaria, Barcelona.

DE MIGUEL, C; OLABARRI, E.; ITUARTE, L. (2004): La identidad de género en la imagen fílmica. Servicio editorial de la Universidad del País Vasco, Bilbao.

KUHN, A. (1991): Cine de mujeres. Feminismo y cine. Editorial Cátedra, Madrid.

RODRÍGUEZ FERNÁNDEZ, M.C. (Coord.): Diosas del celuloide. Arquetipos de género en el cine clásico. Ediciones Jaguar, Madrid, 2006.

SÁNCHEZ, A. (1989): La mujer en el cine. Asociación cultural Gandaya, Zaragoza.

SANGRO, P; PLAZA, J. (2009): La representación de las mujeres en el cine y la televisión contemporáneos. Editorial Laertes, Barcelona.

Artículo sobre el arquetipo de la cenicienta publicado originalmente por mí en la web de La Trova el día 13/09/2018. Puedes acceder a la versión original del mismo a través de este enlace.

Para saber más

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.