Saltar al contenido
HISTORIAE

Crítica de «El oasis perdido»

17/01/2019

Datos técnicos

Título: «El oasis perdido. Almásy, Zerzura y la guerra del desierto»

Título original: «The Hunt for Zerzura. The lost Oasis and the Desert War»

Autor: Saul Kelly

Editorial: Desperta Ferro

Año de edición: 2018

Nº de páginas: 384 páginas

Crítica de «El oasis perdido»

Creo que no me equivoco si afirmo que la Segunda Guerra Mundial es uno de los periodos históricos más explotados por la divulgación histórica en las últimas décadas, algunas veces con más éxito que otras pero siempre con repercusión y adeptos. Y a pesar de esta enorme cantidad de películas, libros, series, documentales, aun hay muchos procesos, acontecimientos y personajes que siguen siendo prácticamente desconocidos para el gran público. Al respecto, el campo donde más probablemente pueda ocurrir esto es en el del espionaje y las actividades encubiertas. Y es precisamente en este ambiente donde se mueve «El oasis perdido. Almásy, Zerzura y la guerra del desierto«, la traducción al español de la obra de Saul Kelly, publicada por la editorial Desperta Ferro.

Posando con mi ejemplar de "El oasis perdido", de Saul Kelly
Posando con mi ejemplar de «El oasis perdido», de Saul Kelly

Tal y como ya nos avanza la portada, «El oasis perdido. Almásy, Zerzura y la guerra del desierto» es la historia real que inspiró la película «El paciente inglés«, ganadora de 9 Óscars en 1997. Es la historia del Club Zerzura, el grupo de aventureros que durante los años 30 se internaron en el desierto de Libia y Egipto para emprender la búsqueda del legendario oasis de Zerzura, sacrificando grandes fortunas para ello. Pero el espíritu competitivo de estos años cambiaría por algo muy diferente una vez estalle la Segunda Guerra Mundial. Varios de sus miembros trabajarían para el bando aliado, fundando el Long Range Desert Group para espiar e interrumpir el avance del Afrikakorps del general Rommel, que a la vez tendría a su servicio a otro de sus miembros, el conde László Almásy, el verdadero «paciente inglés», que va a trabajar para el Eje para introducir espías nazis en Egipto.

A través de una exquisita selección de fuentes primarias y secundarias de ambos bandos, Kelly reconstruye este espectacular historia mantiene en vilo al lector hasta su desenlace. Precisamente esto es lo que constituye uno de los mayores puntos fuertes de la obra. Si bien es verdad que hay que tener unos mínimos conocimientos previos sobre la Historia de la II Guerra Mundial antes de empezar a leerla, esto no quita el mérito a una obra cuyo magnífico hilo narrativo hace que nunca te pierdas ni te aburras en su océano de datos, operaciones y personajes de ambos bandos y en diversas épocas.

A la izquierda, el comandante Ralph Bagnold, líder del Long Range Desert Group; a la derecha, el Conde László Almásy, el verdadero «paciente inglés»

Por último, no podíamos acabar esta breve reseña sin alabar los diversos materiales complementarios que acompañan la lectura, y que harán las delicias de todos los lectores: mapas de la zona, glosario de palabras, cronología de los principales acontecimientos, guía de personajes principales, y lo más valioso, fotografías reales extraídas de un archivo personal. Al final, Saul Kelly ha conseguido con esta obra una cosa que no muchas veces se consigue: cumplir las expectativas, y contentar por igual tanto a los entusiastas y profesionales de la Historia, ávidos de nuevos conocimientos sobre el conflicto militar más importante de la Edad Contemporánea, como a los cinéfilos que amaron y siguen amando aquella película tan notable protagonizada por Ralph Fiennes.

Para saber más

A %d blogueros les gusta esto:
Inline
Inline