CORRIENTES HISTORIOGRÁFICAS I: POSITIVISMO vs. HISTORICISMO

Busto de Auguste Comte en la plaza de la Sorbona, en París.
Busto de Auguste Comte en la plaza de la Sorbona, en París.

El positivismo histórico

¿Qué es el positivismo histórico?

El positivismo histórico es una tendencia historiográfica originada en Alemania en el siglo XIX. Surge como consecuencia del aumento del nacionalismo en países como Alemania, Grecia o Italia. Hoy en día, las ideas positivistas están desmontadas por su carácter de inverosimilitud y falta de rigor histórico en general.

La idea básica que exponían los defensores del positivismo histórico es la siguiente. Se quiere o se exige crear una nueva nación a partir de la falsa idea de un remoto pasado histórico mitológico e idealizado, donde no hay crisis económica, ni hambre, ni grandes guerras… Es decir, reconstruyen la Historia nacional a su manera, argumentando que cada paso servirá para avanzar y mejorar, y que nunca se producirán movimientos de atraso en esta sociedad nacional idealizada.

Busto de Auguste Comte en la plaza de la Sorbona, en París.
Busto de Auguste Comte en la plaza de la Sorbona, en París.

El positivismo de Comte

La obsesión de la corriente positivista es la búsqueda de unas leyes que recojan las normas para crear un análisis solo metódico del documento que queramos usar como fuente. Desgraciadamente, todavía hoy sobreviven pequeños grupos positivistas, gracias al impulso ideológico proporcionado por la crisis actual.

En países como Francia, el positivismo alcanzó una gran importancia, destacando figuras como Augusto Comte. Esta corriente historiográfica surgió en Francia tras las revoluciones liberales y la caída del imperio napoleónico. Los positivistas franceses alegan al renacimiento de Francia y el retorno a su antiguo esplendor moderno.

En el resto de Europa, la Historiografía no avanza tanto como en Francia y Alemania. En conclusión, el positivismo realiza una valoración única y exclusiva de un relato exacto, sin interpretarlo. Esta corriente no es crítica, ni elaborada ni racional. Solo saca las cosas fuera de su correcto contexto histórico y no las valora como debe. Por lo tanto, carece de un mínimo nivel de fiabilidad histórica.

Auguste Comte, uno de los representantes del positivismo histórico
Auguste Comte, uno de los representantes del positivismo histórico

El historicismo alemán

El historicismo alemán es una tendencia historiográfica surgida en Alemania en el siglo XIX. Contemporánea al positivismo, reflexiona y no cree que el estudio de la Historia pueda llegar a explicar el 100% de lo sucedido en el pasado. Los historicistas creen en la objetividad de la Historia, pero cuestionan la objetividad del trabajo del historiador. En esto se diferencia el historicismo con el positivismo. Mientras que el historicismo no cree en que se sepa el total de la Historia, y no cree en la objetividad del historiador, el positivista sí cree que se puede llegar a conocer la verdad absoluta acerca del pasado, aunque se la tengan casi que inventar.

Desde el punto de vista historicista, el historiador tiene influencia de los eruditos del siglo XVIII. Quiere conocerlo todo sobre el pasado y desea construir una historia razonada. Ambas tendencias, positivismo e historicismo, tienen un gran apego a las fuentes documentales escritas. Creen que sin ellas no seríamos nada, que no conoceríamos casi nada acerca del pasado.

Una de las figuras más importantes del historicismo es Leopoldo Von Ranke, quien estudió y profundizó en la idea de los debates como método de enseñanza activa de la Historia. Von Ranke era defensor de la búsqueda metódica como base del historiador, un elemento común con las ciencias puras, como la química, la física o la biología.

Leopoldo von Ranke, uno de los representantes del historicismo alemán
Leopoldo von Ranke, uno de los representantes del historicismo alemán

Principales similitudes entre el positivismo y el historicismo

El positivismo y el historicismo comparten una serie de rasgos que están entre los principios básicos de ambas tendencias historiográficas, y son los siguientes:

  1.  Sentimiento de gran apego a las fuentes documentales escritas. Creen que sin ellas no seríamos nada, que no conoceríamos casi nada acerca del pasado.
  2. La creencia de que los hechos del pasado son irrepetibles, de que no se produce un mismo hecho dos veces. Sin embargo, sí creen en la posibilidad de caer muchas veces en el mismo error, pero creen que nunca se caería en ese error por las mismas causas y factores.
  3. Todo hecho histórico tiene su contexto y sus circunstancias. Por ejemplo, el paso de una edad a otra. Se pasó de la Edad Antigua a la Edad Media por la caída del grandioso Imperio Romano, con el consiguiente impacto mundial siguiente. Lo mismo de la Edad Moderna a la Edad Contemporánea, con la Revolución Francesa.
  4. La temática y el objeto de estudio de ambas corrientes son la clase pudiente, la realeza y los nobles, ya que estos son los que nos permiten informarnos del devenir histórico a través de sus escritos.
  5. Estudian las relaciones entre países y los conflictos, y no les importan nada la gente normal, la pobreza, la sociedad media y la economía.  Solo están al servicio del poder, y de las grandes personas.
  6. Los historicistas y los positivistas suelen ser de tendencia política conservadora, y tienden también al individualismo.
  7. Con todo esto, su principal similitud es que ambos buscan la creación y consolidación de la nación alemana. Esto lo alegan creando un paralelismo entre el grandioso imperio romano y la Prusia de Otto Von Bismarck, es decir, quieren unificar y conseguir la grandeza de los reinos del pasado.
Retrato de Leopoldo von Ranke
Retrato de Leopoldo von Ranke

Para saber más

Sígueme en las redes sociales

               

12 Comentarios

  1. Me suena mucho eso del positivismo ahora, en este momento de crisis mundial. Ya decía yo que la historia algunos se la inventan, según su conveniencia, algo así como el maquillaje de los datos del paro. Hay mucha corriente positivista hoy en día…

      • Hola, quisiera usar el material en un trabajo para mi universidad, pero debido a la poca formalidad del post, no soy capaz de generar la cita, podrias darme tú el metodo que consideres adecuado para citarte?

        • Hola David, el mecanismo para citarme supongo que sería el aplicable para cualquier uso de fuentes de conocimiento en una página web o blog, es decir: nombre del artículo en cursiva (fecha de realización del mismo), nombre del autor. Recuperado del sitio web [dirección url] el [fecha en que miraste el artículo]. Espero haberte ayudado, gracias por leer el blog.

1 Trackback / Pingback

  1. BALANCE DEL AÑO | Historiae

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*