PROCESO DE PRODUCCIÓN METALÚRGICA

EL PROCESO GENERAL DE PRODUCCIÓN METALÚRGICA

1) Minerales utilizados:

Para llevar a cabo el proceso de producción metalúrgica inicial que se desarrolla en la Edad del Cobre (Calcolítico), los dos minerales que se van a transformar como materia prima son la azurita, de color azul, y la malaquita, de color verde. Además de estos minerales, se procede también a manipular el oro, cuyo origen no estaría en las minas subterráneas, sino en la captación de pepitas en entornos de ríos, y a través del martillado.

Una piedra que combina mineral de azurita y malaquita
Una piedra que combina mineral de azurita y malaquita

Todo este proceso productivo va a requerir el desarrollo de nuevas tecnologías vinculadas a los hornos de fuego, los cuales tienen que alcanzar como mínimo los mil grados. El horno de reverbero es como se llama a la estructura de horno que utilizarían en este periodo. Cuenta con una estructura superior abovedada, para favorecer una circulación cíclica del fuego.

Diagrama que explica el funcionamiento de un horno de reverbero
Diagrama que explica el funcionamiento de un horno de reverbero

2) Fases de la producción metalúrgica:

Es evidente que, para poder llevar a cabo una producción de este calibre, se requiere de la coordinación de una serie de grupos humanos cuyas actividades tienen el objetivo final de obtener los productos metalúrgicos. Estas primeras producciones metalúrgicas son muy poco rentables, puesto que todo el esfuerzo volcado en producirlas no compensa al principio el resultado que se obtiene. Desde que se inicia la búsqueda de las materias primas hasta que se obtiene el producto, pasan cinco fases de trabajo:

  1. Prospectores del metal, que son los que buscan las minas, caracterizadas por ser de poca profundidad y poco calado.
  2. Los mineros se encargan de la extracción y el triturado de estas materias primas.
  3. Los transportistas tienen la función de transportar los minerales extraídos a los asentamientos humanos, que cada vez se acercan más en su localización a las minas.
  4. Los fundidores, cuyo objetivo es fundir el mineral, trabajo por el cual obtienen un mineral muy impuro que tiene que ser lavado, limpiado y nuevamente fundido, para conseguir el metal más puro posible.
  5. Los artesanos, que le dan el aspecto final a los productos fundidos.

Una cosa que hay que tener en cuenta es que el material que se construye con estos productos terminados es muy poco funcional, es poco útil al principio, por lo que se destina a valiosos y escasos objetos.

3) La necrópolis de Varna y los crisoles:

La necrópolis de Varna, en Bulgaria, supone la mayor evidencia del poder económico y político proveniente de la metalurgia que se puede localizar en Europa fuera del ámbito de la Península Ibérica. En este yacimiento aparece un personaje singular, en cuyo ajuar aparece varios kilos de oro, con todas las repercusiones sociales y económica que eso supone. Además, este yacimiento cuenta con un horno que ya marca una posición diferenciada entre el lugar donde se deposita el fuego y el lugar  donde se ponen los elementos para la fundición, es decir, los llamados crisoles. Para aclarar conceptos, diremos que un crisol es el recipiente donde se pone el mineral, donde se va a fundir.

Sepultura del individuo en Varna con el extraordinario ajuar de oro
Sepultura del individuo en Varna con el extraordinario ajuar de oro

LAS REDES DE INTERCAMBIO DE MINERALES

Este es un periodo de normalización de las actividades mineras que habían empezado en los últimos momentos del neolítico, ya que hay una producción especializada que tiene redes de intercambio que recorren toda la Europa occidental, bien sea por actividad comercial o por intercambio de los tipos de sílex y el ámbar.

Además, encontramos redes de intercambio a gran escala, para la obtención de productos como el cristal de roca, símbolo de poder y riqueza. Encontramos dos grandes zonas de intercambio del marfil del cristal de roca: una primera fase de intercambio desde la zona de Pakistán a Palestina, y desde allí hasta la península Ibérica.

Ejemplo de sílex, uno de los minerales más utilizados
Ejemplo de sílex, uno de los minerales más utilizados

En la zona de la península, se ha encontrado dos tipos de marfil de elefante: los africanos marroquíes y los asiáticos pakistaníes. También encontramos producciones de marfil que no están vinculadas con la supervivencia, sino que son para simbolizar poder, también siendo usado el oro.

El marfil se orienta a productos que se derivan a elementos de uso no cotidiano, como la llamada alpargata de marfil, decorada por ambas caras con perforaciones; o también piezas más usuales como botones con perforaciones en forma de V; peines o puntas de flecha…

Mapa que muestra la distribución del marfil en la Península Ibérica de inicios del calcolítico
Mapa que muestra la distribución del marfil en la Península Ibérica de inicios del calcolítico

CAMBIOS EN LAS TÉCNICAS AGRÍCOLAS Y GANADERAS

Los verdaderos avances tecnológicos que trajo el proceso metalúrgico se produjeron en el campo de la agricultura y ganadería. En agricultura, se produjo la aparición del arado, que permite profundizar en el suelo, aireándolo y fertilizándolo, logrando un mayor rendimiento en los suelos, así como cultivar sin depender de su textura. De esta forma, se pudo cultivar más allá de las riberas de los ríos, donde antes era muy difícil o imposible cultivar.

Otro avance en agricultura es la introducción del regadío, que supuso una modificación de la distribución de los recursos hídricos, y por tanto, una mayor superficie de tierra cultivable.

A partir del IV milenio a.C. se introduce el cultivo de la vid y el olivo, que proceden de las especies vegetales silvestres acebuche y viña silvestre respectivamente. Frente a los cereales, la vid y el olivo requieren varios años para que den frutos, por lo que requiere una fijación a la tierra mayor de la acostumbrada.

Imagen simple que muestra la evolución por lo general del arado desde su aparición
Imagen simple que muestra la evolución por lo general del arado desde su aparición

1) El hallazgo en los Balcanes:

En el territorio balcánico se ha encontrado tumbas con parejas de bueyes, fechadas en el IV milenio a.C., que inducen a pensar en la existencia del arado. Hay otras pruebas, como bóvidos con importantes deformidades en las extremidades causadas por un trabajo continuado, pues comenzó a utilizarse la fuerza de tracción animal en agricultura.

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*