LA EDAD DEL BRONCE PENINSULAR I

DIFERENCIAS ENTRE LA EDAD DEL COBRE DEL MUNDO MILLARES Y LA EDAD DEL BRONCE DEL ARGAR

1) Diferencias en cuanto al patrón de asentamientos

La gran diferencia entre lo que será el bronce argárico con lo que es los inicios de la metalurgia de Millares es el patrón de construcción de poblamientos. Me explico: la construcción de poblados en zonas accidentadas geográficamente, como pies de sierra en desnivel, en bancales, son comunes a ambos periodos. La diferencia es que en el Bronce argárico contamos con plantas de casas que son rectangulares o cuadradas, y que se pueden acoplar unas a otras, por lo que el espacio que demandan para construir un poblado es mucho menor que el que había en el mundo millares.

Mapa de la península Ibérica que muestra algunos de los complejos más importantes del bronce peninsular, como Cogotas I, el Argar, las Motillas o los Campos de Urnas

 

Mientras que en el cobre de Millares se buscaba sitios que estuvieran protegidos de forma natural por todas partes menos por una, que sería el acceso, en el bronce del Argar se buscaba sitios que estuvieran protegidos de forma natural por todos y cada uno de sus flancos. Si era difícil acceder a los asentamientos del mundo calcolítico de Millares, mucho más difícil es acceder a los asentamientos defensivos del bronce argárico, como el poblado de Castellón Alto. En el caso del asentamiento argárico de Peñalosa, en Baños de la Encina, Jaén, un pie de monte es el lugar elegido para montarlo.

Además, hay que decir que hay más habitantes en este tipo de poblamientos que en los anteriores, es decir, la densidad poblacional es mayor. También hay que destacar que este patrón de asentamiento marca una mayor complejidad a nivel urbanístico y técnico. Si para el mundo millares partimos del principio de que tenía que haber un grupo social de no productores, para el bronce argárico este grupo se incrementa en número para crear las terrazas en los que se estructuran estos poblados escalonados.

Imagen tomada durante las investigaciones en el yacimiento de Peñalosa
Imagen tomada durante las investigaciones en el yacimiento de Peñalosa

2) Diferencias en cuanto al mundo funerario

Otra diferencia del bronce argárico con el mundo millares es el mundo funerario. Los enterramientos del bronce argárico no se diferencian espacialmente como hacen en el mundo millares. Es justo al revés, se hacen debajo de las casas, en pequeñas cistas o covachas de planta rectangular excavada en el suelo y recubierta con losas de piedra. Se observan diferencias sociales entre los enterramientos situados en la parte baja del poblado, y los situados en la parte alta del poblado, los cuales cuentan con un ajuar mucho más rico.

Cráneo de la sepultura 62 del yacimiento del Argar, con ajuar que demuestra grandes diferencias socioeconómicas
Cráneo de la sepultura 62 del yacimiento del Argar, con ajuar que demuestra grandes diferencias socioeconómicas

3) Diferencias en cuanto a la transición entre periodos

Tradicionalmente, se ha defendido que cuando se colapsa el mundo calcolítico millares, se pasa al mundo del bronce argárico de forma rupturista e innovadora. Sin embargo, en la actualidad cada vez se cree menos esta teoría, debido a la pervivencia o la continuidad de ciertas costumbres y rasgos de Millares en la cultura del Argar.

CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL BRONCE DEL SURESTE PENINSULAR

1) Bronce Antiguo

Para esta primera fase de la edad del Bronce, encontramos un medio natural dominado por las encinas, en el que destacamos que los poblados no están muy fortificados, y los enterramientos se hacen en cistas (de forma cuadrada/rectangular) y covachas (con una forma más circular u ovalada). En esta fase hay que destacar una cultura material de vasos lenticulados y tulipas muy pulidas, con alabardas de metal.

Enterramiento en cista de finales del bronce inicial argárico
Enterramiento en cista de finales del bronce inicial argárico

2) Bronce Pleno

Para la fase intermedia del bronce peninsular, tenemos un medio natural que comienza a degradarse, puesto que el pino gana terreno a la encina. Al contrario que en la fase anterior, los poblados están fuertemente defendidos, lo que implica mayor tensión social. En cuanto al mundo de los enterramientos, se mantienen las cistas y las covachas, y aparecen los enterramientos en pithos. La cultura material viene definida por formas cerámicas y metálicas nuevas: copas, hachas planas, las espadas, los adornos de plata y oro…

Enterramiento en pithos contextualizado en una fase ya avanzada de la cultura argárica
Enterramiento en pithos contextualizado en una fase ya avanzada de la cultura argárica

3) Bronce Final

Para la última fase del Bronce peninsular, la degradación del medio natural ha seguido su camino y cada vez es más evidente. Encontramos algunos poblados en los que se abandonan las fortificaciones, y, generalizando un poco, los enterramientos son todavía poco conocidos. La cultura material del Bronce final está definida por la aparición de cerámicas decoradas, así como el influjo de las culturas ganaderas de la Meseta.

Trozo de pieza cerámica del Bronce final de la cultura de Cogotas I, en la Meseta central
Trozo de pieza cerámica del Bronce final de la cultura de Cogotas I, en la Meseta central

YACIMIENTOS DESTACADOS DEL MUNDO DEL BRONCE ARGÁRICO

1) Yacimiento de Los Cipreses

En este yacimiento podemos ver espacios escalonados diferenciados, de plantas anguladas, y entre los que se distinguen áreas de molturación, de habitación con divisiones internas entre los que se incluyen poyetes, áreas con evidencias de textilería…

Reconstrucción en forma de maqueta de cómo sería una casa de Los Cipreses
Reconstrucción en forma de maqueta de cómo sería una casa de Los Cipreses

2) Yacimiento del Cerro de la Encina

En el yacimiento del Cerro de la Encina, ubicado en el Bronce pleno, nos encontramos áreas de fortificaciones, y una articulación de los espacios diferente a la habitual: hay espacios particulares que se diferencian a los de los bancales. En esas partes altas encontramos enterramientos con ajuar de prestigio y fauna enormemente seleccionada. Cuenta con núcleos en los que hay calles de acceso, espacios públicos como zonas de estabulación del ganado, fortificaciones, estructuras macizas de vigilancia…

Reconstrucción de cómo debió ser el poblado del bronce del Cerro de la Encina
Reconstrucción de cómo debió ser el poblado del bronce del Cerro de la Encina

3) Yacimiento de Peñalosa

       3.1) Organización del espacio

En la parte alta del yacimiento de Peñalosa también encontramos un patrón de organización espacial diferente al habitual: hay un muro perimetral gracias al cual el poblado se estructura. Los muros perimetrales sirven también de pequeñas calles.

En este yacimiento observamos la existencia de molinos, poyetes, vasijas de gran tamaño, elementos vinculados a la agricultura, como las cestas de cereales, las hoces, el lino… El que se evidencie la presencia de este tipo de elementos demuestra la puesta en punto de la revolución de los productos secundarios animales.

       3.2) Producción cerámica y registro material metalúrgico

A nivel metalúrgico también es destacable este yacimiento, pues cuenta con martillos, moldes para la producción, lingotes, y materias primas como oro, malaquita y azurita. También encontramos en este yacimiento producción cerámica, como las copas del Bronce final o la típica cerámica argárica.

Reconstrucción de cómo debió ser el yacimiento de Peñalosa
Reconstrucción de cómo debió ser el yacimiento de Peñalosa

4) Yacimiento de Castellón Alto

En este yacimiento vemos la presencia de enterramientos en posición flexionada y con ajuares flexionados. En general, son enterramientos en cistas o en tholoi. Entre las principales patologías de los muertos, podemos destacar, aparte de la muerte por causas naturales, las intervenciones violentas, como decapitaciones, hachazos, o intervenciones sanitarias.

Vista general del yacimiento de Castellón Alto, muy defendible como se puede ver
Vista general del yacimiento de Castellón Alto, muy defendible como se puede ver

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*