REINO MEDIO EN EGIPTO

LA CRONOLOGÍA DEL PERIODO

La cronología del periodo del Reino Medio en el Antiguo Egipto pasa por tres dinastías: parte de la dinastía XI, desde el año 2055 a.C., cuando Montuhotep II inaugura este periodo. La siguiente dinastía, la dinastía XII, abarcará del 1985 al 1773; y el tercer periodo, la dinastía XIII, cubre del 1773 hasta después del 1650 a.C.. La dinastía XII, a pesar de ser la que inaugura el periodo, también es la que representa el momento más importante a nivel político del Reino Medio. En la dinastía XIII, a pesar de que la economía, el Estado, el comercio y la literatura parecen estar normales, es un periodo con unos reyes débiles, que no demuestran contar con mucho poder.

Estado actual del templo funerario del rey Montuhotep II, inaugurador del Reino Medio
Estado actual del templo funerario del rey Montuhotep II, inaugurador del Reino Medio

Lo que simboliza el final del periodo del Reino Medio va a ser un acontecimiento, la conquista de Memphis, la ciudad fundada por los reyes de la dinastía I, por parte de una dinastía extranjera proveniente del Delta. Esta conquista, poco después del 1650 a.C., da lugar a un desmembramiento nuevo de Egipto, y al inicio del Segundo Periodo Intermedio.

Una estatua tipo Osiris del primer gobernante del Reino Medio, Montuhotep II
Una estatua tipo Osiris del primer gobernante del Reino Medio, Montuhotep II

LA DOCUMENTACIÓN Y FUENTES DEL PERIODO

1. Fuentes arqueológicas:

Las fuentes de conocimiento y la documentación de este periodo es mucho más rica que antes, y más o menos variada. Los restos arqueológicos que podemos encontrar son complejos funerarios y tumbas de funerarios. Hay necrópolis enteras repartidas por el país, y documentación donde se habla de templos que aun no han sido localizados por la arqueología. También hay muchas estatuas y esculturas de reyes con claras intenciones políticas. Además, hay que destacar que, por primera vez, hay gran información sobre las ciudades que componían Egipto en el Reino Medio.

Yacimiento arqueológico de una necrópolis de finales del PPI - inicios del Reino Medio
Yacimiento arqueológico de una necrópolis de finales del PPI – inicios del Reino Medio

2. Fuentes literarias:

Por primera vez, se desarrolla una escritura literaria rica, un prototipo de la obra literaria de sus antepasados. Las obras literarias que se compusieron en este periodo van a ser los grandes clásicos de la literatura del Antiguo Egipto, como los relatos de Sinué o la profecía de Neferti, por ejemplo. La lengua de este periodo, el idioma que se habla, es también el idioma que sirve para escribir esa literatura, por lo que es fundamental aprender a escribir.

Imagen en la que se puede ver un fragmento del papiro donde está escrita la profecía de Neferti
Imagen en la que se puede ver un fragmento del papiro donde está escrita la profecía de Neferti

EL REINADO DE MONTUHOTEP II (2055-2004 a.C.)

La unificación del Estado en el Reino Medio es obra del rey Montuhotep II. Y sí, digo bien que es el segundo, ya que, aunque no tengamos documentación acerca Montuhotep I, sí que se le menciona como antepasado. El origen de Montuhotep es objeto de debate, ya que es muy discutible porque menciona con mucha frecuencia y de manera sospechosa su pertenencia a la familia de los gobernadores, y porque hay un gran número de manifestaciones en las que se representa con ellos. Esto quizás nos estaría diciendo entre líneas que Montuhotep II se estaría haciendo pasar por alguien cercano a los gobernadores, pero sin sangre noble o real.

Lista Real de Karnak, expuesta en el Museo del Louvre, donde se recoge, entre otros muchos, al rey Montuhotep I
Lista Real de Karnak, expuesta en el Museo del Louvre, donde se recoge, entre otros muchos, al rey Montuhotep I

1. Objetivos unificadores:

El proceso de reconquista del norte no se sabe bien, como mencioné en mi entrada anterior sobre el PPI, pero sí que sabemos que debió ser largo y duradero en el tiempo. Él mismo menciona en los escritos que hay sobre él que entre sus principales objetivos de vida se encontraba alcanzar la unificación de Egipto.

2. La guerra con Heracleópolis:

Como ya sabemos, los primeros años de este rey fueron pacíficos, pero, tras 15 años de reinado, algo desencadena la guerra contra Heracleópolis, la otra dinastía que luchaba por el poder durante el PPI. Puede ser que lo que desencadenara esta batalla final fuera el saqueo de una necrópolis, y eso tiene como consecuencia una guerra en la que la dinastía herecleopolitano es derrotada y sustituida por la dinastía XI tebana que representa Montuhotep II. Una de las singularidades de este rey es que no abandona Tebas cuando se unifica Egipto, y no se traslada para gobernar ni a Heracleópolis ni a Memphis, ya que en Tebas están sus principales apoyos políticos.

3. La singularidad de las tumbas:

En cuanto a su forma de gobernar, la mejor y más evidente manera de conocer este aspecto es a través de la construcción de su complejo funerario. Este rey construye una tumba que está al pie de un acantilado, al lado contrario de la ciudad, la cual cuenta con una arquitectura completamente nueva, ya que el rey se presenta como alguien con nueva forma de gobernar. Es decir, nuevo periodo, nueva ciudad, nueva dinastía, y nueva propaganda acerca de una nueva forma de gobernar.

Al edificio que acoge su tumba se accede por una calzada muy larga mientras a su alrededor hay un bosquecillo de plantas y árboles. Entonces se llega a una construcción maciza rodeada por un pórtico, que da acceso a una sala de columnas que son las que dan acceso a la sala de la tumba. En cuanto a la techumbre, no se sabe si contaría con un techo plano, una colina de tierra con plantas que representa una tumba de Osiris, o una pirámide como los anteriores reyes.

Además de su complejo funerario, se conservan diversos edificios de Montuhotep II, en donde se  potencia el culto al Dios Osiris. En su propia manufactura, se manifiestan las limitaciones del momento: hay relieve de gran calidad hecha por artesanos de tradición de Memphis, y hay relieves que son bastante simples y sencillos.

Reconstrucción de cómo debió ser el complejo funerario de Montuhotep II, con sus arbolitos y la gran rampa de acceso
Reconstrucción de cómo debió ser el complejo funerario de Montuhotep II, con sus arbolitos y la gran rampa de acceso

4. Las tumbas de las mujeres:

Se conservan junto a la tumba del rey ocho tumbas para mujeres, seguramente esposas reales. Hay cuatro tumbas de esposas, y dos tumbas más de mujeres que se desconocen. Esto también es nuevo, porque antes a las mujeres no se les enterraba con el rey.

5. Cancilleres y gobernadores:

Se puede reconocer que no hay más remedio en conservar a los gobernadores provinciales que estaban a su llegada al poder, aunque no les guste nada el hecho de perder el poder político que tenían durante el PPI. Desde antes ya existía el cargo de canciller del Alto Egipto, y ahora se crea el cargo de canciller del Bajo Egipto, cuya misión era revisar la tarea de los gobernadores provinciales viajando por el país, como una especie de supervisor para comprobar que los gobernadores se portaban como debían.

Reconstrucción del plano que debía tener la necrópolis funeraria de Deir El-Bahari, donde estaba enterrado Montuhotep II
Reconstrucción del plano que debía tener la necrópolis funeraria de Deir El-Bahari, donde estaba enterrado Montuhotep II

LOS SUCESORES DE MONTUHOTEP II

De los sucesores reales de Montuhotep II sabemos que, a su muerte, le sucedió Montuhotep III (2004-1992). La acción política más importante de este rey fue una expedición para obtener aromas y fragancias. Su tumba tiene pilonos, y el santuario estaría rodeado por un muro cerrado. De Montuhotep IV no sabemos mucho, pues no aparece en las listas reales, pero parece ser que fue por un reinado muy corto, quizás por un rechazo a su autoridad por parte de los propios egipcios.

Imagen que muestra parte de la estatua del rey Montuhotep III, segundo rey del Reino Medio
Imagen que muestra parte de la estatua del rey Montuhotep III, segundo rey del Reino Medio

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*