RAMSÉS II

PROBLEMAS CON EL ORIGEN DEL REINADO DE RAMSÉS II

Hacia el final de su reinado, Seti I (1294-1279 a.C.) nombró corregente a su hijo y heredero, Ramsés II. Si tomamos por cierto el hecho de que sea el rey que más tiempo reinó en toda la Historia del Antiguo Egipto, 66 años (1279-1213 a.C.) eso nos hace pensar, obviamente, que Ramsés II debía ser bastante joven al subir al trono, porque sino no podría haber reinado tanto tiempo. El problema surge cuando podemos afirmar con relativa certeza que en los últimos años de reinado de Horemheb Ramsés II ya había nacido. Si hacemos una sencilla cuenta matemática, y nos fiamos de esas fechas, encontramos que Ramsés II tuvo que vivir, como mínimo, 82 años. No es que no sea posible que Ramsés II viviera tanto, sino que habría que estar allí, para comprobar cómo alguien podía vivir supuestamente hasta los 82 cuando la esperanza de vida era de menos de 40 años. En fin, esta es una de esas cuestiones que solo el avance del tiempo y las investigaciones arqueológicas podrá resolver.

Detalle del rostro de una estatua dedicada a Ramsés II
Detalle del rostro de una estatua dedicada a Ramsés II

PRIMERA CAMPAÑAS MILITAR

Muy al comienzo del reinado, probablemente mientras todavía era corregente de su padre, Ramsés II participó en su primera campaña militar. Como todavía era “relativamente” inexperto, fue a resolver un asunto menor, una pequeña «rebelión» en Nubia. Los hechos de esta primera campaña militar los podemos conocer gracias a los relieves de un pequeño templo excavado en la roca en Beit el Wali.

Imagen del templo excavado en la roca en Beit el Wali
Imagen del templo excavado en la roca en Beit el Wali

LA BATALLA DE QADESH

Ya en su cuarto año de reinado, Ramsés organizó su primera gran campaña en Siria, cuyo resultado fue que Amurru volvió a ser ciudad de Egipto. Sin embargo, esto no sería durante mucho tiempo, ya que el rey hitita Muwatalli decidió rápidamente reconquistar Amurru e intentar impedir nuevas pérdidas territoriales ante los egipcios. Esto es el origen de lo que después sería la famosa batalla de Qadesh. Al año siguiente, Ramsés volvió a dejar atrás la fortaleza fronteriza de Sile, el territorio más al norte de Egipto, pero esta vez para enfrentarse cara a cara con los hititas y con Muwatalli, desencadenando la que conocemos como Batalla de Qadesh.

Imagen combinada que muestra los movimientos militares durante las dos fases de la Batalla de Qadesh
Imagen combinada que muestra los movimientos militares durante las dos fases de la Batalla de Qadesh

Esta batalla es uno de los conflictos armados más famosos de toda la Antigüedad, quizá no tanto porque fuera distinta de otras batallas anteriores, sino porque Ramsés, a pesar del hecho de que fue incapaz de conseguir sus objetivos militares, a su regreso a Egipto se vanaglorió de haberlos conseguido con una una inmensa victoria sobre los hititas. Esta colosal victoria militar está descrita con detalle en largos textos, los cuales, con un objetivo de propaganda política de dimensiones nunca antes vistas, se grabaron en los muros de los principales templos.

Relieve de Ramsés II en la batalla de Qadesh, en el templo de Abu Simbel
Relieve de Ramsés II en la batalla de Qadesh, en el templo de Abu Simbel

La realidad es que la batalla quedó en empate. La superioridad numérica del ejército egipcio no le sirvió de mucho a la hora de conseguir una victoria sobre los hititas, que eran superiores a nivel de preparación técnica y militar. Ramsés II rechazó rotundamente firmar un tratado de paz, con lo que solo se firmó una tregua. Los egipcios regresaron a casa con muchos prisioneros de guerra y botín, pero sin haber conseguido su objetivo militar. Además, durante los años siguientes los egipcios tuvieron que asistir a otras confrontaciones bastante exitosas en Siria-Palestina. Pero en todas estas ocasiones, en cuanto el ejército egipcio se iba para casa, los hititas reconquistaban las ciudades conseguidas por los egipcios, y la verdad es que Egipto no volvió nunca a reconquistar Qadesh o Amurru. Así que yo creo que, aunque fue técnicamente un empate, salieron mucho más beneficiados los hititas. Como mínimo unos cinco años después de esta batalla, finalmente se abrieron negociaciones de paz formal entre Egipto y el Imperio Hitita, realizando el llamado Tratado de Qadesh. La gran importancia histórica de este documento reside en que es el Tratado de Paz conservado más antiguo de la Historia militar de la Humanidad.

Tabla de arcilla conteniendo partes del Tratado de Qadesh, actualmente ubicada en el Museo Arqueológico de Estambul
Tabla de arcilla conteniendo partes del Tratado de Qadesh, actualmente ubicada en el Museo Arqueológico de Estambul

LAS MUJERES DE RAMSÉS II

Aproximadamente trece años después de la firma del Tratado de Qadesh, Ramsés II se casó con una princesa hitita, una hija del rey Hattusili, con el objetivo primordial de afianzar las relaciones cordiales entre ambos Estados. Ramsés la llamó Maat-Hor-Neferu-Ra, que se traduciría como Neferura-quien-contempla-a-Horus. Pero Neferura no fue la primera mujer de Ramsés II, ni mucho menos. Por lo que sabemos, a lo largo de su extenso reinado Ramsés llegó a tener hasta hasta siete Grandes Esposas Reales, y eso teniendo en cuenta que, cuando Ramsés se convirtió en corregente, su padre, Seti I, le regaló para él solo todo un harén lleno de mujeres hermosas. Al margen de estas relaciones extra oficiales, Ramsés II tuvo dos esposas principales: Nefertari e Isetnefret. Nefertari fue Gran Esposa Real durante unos 25 años, hasta su muerte, y entonces le sucedió Isetnefret, la cual podría haber muerto poco después de la llegada a la corte egipcia de la princesa hitita. Sus otras cuatro Gran Esposa Real fueron cuatro de sus hijas: Bintanat, Merytamon, Nebettaway y Henutmira.

Representación de Nefertari, la Gran Esposa Real más conocida de Ramsés II
Representación de tres de las siete grandes Esposas Reales de Ramsés II: Nefertari, Isetnefret y Neferura, la princesa hitita

1) La descendencia de Ramsés II:

Por lo que sabemos en la actualidad, Ramsés II tuvo que tener más de 90 hijos: 40 hijas y 45 hijos, fruto de sus relaciones sexuales con sus siete Gran Esposas Real, y sus muchas y más desconocidas relaciones extra oficiales. Ahora que cada uno saque su conclusión sobre eso.

10 Comentarios

  1. Por supuesto que Ramses II pudo vivir mas de 80 años, e incluso mas de 90. Cometes un grave error de interpretación de la esperanza de vida. Cuándo se dice que la esperanza de vida es de 40 años quiere decir que la media de la edad de los fallecidos es 40, pero eso es coherente con la mitad de fallecidos recién nacidos y la otra mitad de octogenarios.

    • Ed, en ningún momento estoy diciendo que no pudiera vivir tantos años como supuestamente vivió, solo digo que me parece improbable. Y en cuanto a la esperanza de vida, piensa que nosotros podemos llegar a los 80 gracias a todos los avances científicos de los últimos años, pero piensa que incluso todavía en el siglo XVI las personas no solían vivir más de 40 años, pues morían antes por muerte natural o catastrófica. Ya sé que en la corte no pasarían hambre, y de frío no se iban a morir, obviamente, pero me sorprende bastante que en 80 años o más que vivió Ramsés II no hubiera muerto por alguna enfermedad o herida. Espero haber expresado mi punto de vista de la mejor forma posible, aunque respeto tu forma de pensar 😀

  2. Hola, muy interesante el post, gracias. Sin duda Ramsés II es mi faraón favorito. Sí que es cierto que se suele decir que Ramsés vivió muchos años, hasta los 80-90 años y por su momia se ve que era muy anciano. Hubo otro faraón, Pepy II, que también gobernó muchos años (incluso más que Ramsés), pero Pepy ascendió al trono a los 6 años. Una cosita, la imagen en la que dices que es Iset Nofret es en realidad el busto de Meritamón, conocido como “la reina blanca” por el color de la piedra. Yo también tengo un blog sobre historia de Egipto, te dejo el enlace por si quieres pasarte a echar un vistazo. http://eltemplodeseshat.blogspot.com.es/ Gracias de nuevo 🙂

  3. Ramses II, segun sé, era aficionado a la propaganda.Prueba de ello, es la cantidad de grabados existentes sobre una batalla que no ganó, sino, quizá a lo sumo fue un empate de la que al parecer obtuvo mejores dividendos los Hititas. Creo que los nazis adoptaron de este icónico faraón el estilo propagandístico.

      • Según nos enseñó José Lull en el curso online de egiptología en la plataforma de Coursera (un curso muy recomendable, y gratuito) Ramsés en los relieves propagandísticos de los templos no mandó grabar esa supuesta victoria que mencionais (pues está claro que no fue tal, ya que Qadesh siguió en manos hititas), sino que en lo que él hizo incapié fue en el hecho de haber estado a punto de morir por encontrarse en inferioridad numérica y haberle dado la “vuelta a la tortilla”, consiguiendo sobrevivir solamente con la ayuda del dios Amón. Eso es lo que se ve en los relieves, y no la victoria, es decir, la toma de Qadesh. Hay una diferencia.

        • Pues fíjate tú, ahí sí que discrepamos jajaja Como es obvio, la información histórica no te la sirven en bandeja de plata, pero, hasta donde yo sé, siempre he oído y leído que Ramsés II hizo hincapié en mostrar su victoria sobre los hititas, lo cual no implica necesariamente la toma de Qadesh

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.