PRIMER PERIODO PERSA DE EGIPTO

Cuadro conservado en el Louvre en el que se ve la llegada de Cambises a Egipto y la derrota de Psamético III

Cronología

Cronología y principales soberanos egipcios de la Baja Época
Cronología y principales soberanos egipcios de la Baja Época

ANTECEDENTES A LA PRIMERA INVASIÓN PERSA

Hagamos un poco de memoria de lo que vimos el viernes pasado. Debido a la gran amenaza que suponía la inmensa expansión del imperio persa aqueménida, los egipcios y los caldeos babilónicos (sus hasta entonces enemigos después de Asiria) olvidaron sus “pequeñas diferencias” y crearon una gran alianza de naciones junto con Lidia y Esparta, para luchar contra los persas. Sin embargo, esta alianza de poco les serviría, ya que Ciro II consiguió conquistar y destruir Lidia en el año 546 a.C., y consiguió apoderarse de todo el territorio caldeo de Babilonia poco tiempo después, en el 538 a.C. Como es evidente, esto dejó al rey Ahmose II de Egipto sin grandes aliados en Oriente Próximo, por lo que se empezaron a buscar el establecimiento de buenas relaciones con los Estados griegos, con la intención de fortalecerse contra el inminente ataque. Afortunadamente para él, Ahmose II murió en el 526 a.C., dejando a su hijo, Psamético III (526-525 a.C.), todo el marrón de enfrentarse a la inevitable invasión aqueménida.

Estado actual de una estatua en la que se representaría a Ahmose II, penúltimo rey de la Dinastía XVI
Estado actual de una estatua en la que se representaría a Ahmose II, penúltimo rey de la Dinastía XVI

LOS PRIMEROS AÑOS DE LA INVASIÓN

1) Psamético III vs. Cambises:

La brevedad del reinado de Psamético III (526-525 a.C.) se explica por una razón evidente: su padre Ahmose II se murió justo en el peor momento posible, en los meses previos a la invasión aqueménida, y el recién nombrado rey no supo hacer frente con eficacia al embiste persa. El enfrentamiento directo definitivo entre Egipto y Persia tuvo lugar en la llamada batalla de Pelusia, la cual supuso la derrota y captura de Psamético III por parte de Cambises, el rey persa de por aquel entonces. Esta derrota y captura del soberano egipcio se tradujo finalmente en la invasión de Egipto en el año 525 a.C.

Imagen de un sello persa en el que Cambises de Persia hace preso a Psamético III de Egipto
Imagen de un sello persa en el que Cambises de Persia hace preso a Psamético III de Egipto

2) Fuentes de conocimiento acerca de Cambises:

Los tres años en que Cambises fue soberano en Egipto (525-522 a.C.) tienen una imagen totalmente contradictoria en las fuentes de conocimiento que tenemos en la actualidad: mientras que los comentarios de los autores grecolatinos son extremadamente negativos, las fuentes egipcias muestran (o quieren mostrar) a un soberano preocupado por no herir la sensibilidad egipcia y que se presenta a sí mismo como un rey egipcio en todos los sentidos.

Cuadro conservado en el Louvre en el que se ve la llegada de Cambises a Egipto y la derrota de Psamético III
Cuadro conservado en el Louvre en el que se ve la llegada de Cambises a Egipto y la derrota de Psamético III

EL REINADO DE DARIO I

Nada de lo que pudo hacer Cambises en vida mientras fue soberano de Egipto impidió que a su muerte estallara una revuelta en Egipto. Sin embargo, la independencia conseguida apenas tuvo un desarrollo de dos o tres años, ya que el sucesor de Cambises, Darío I (522-486 a.C.) fue capaz de conseguir de nuevo el control total del país en torno al 519-518 a.C. La política tolerante de Cambises con respecto a Egipto continuó durante el reinado de Dario I, tanto en la administración como en la religión del reino conquistado. Una de las cosas por las que se recuerda a Darío I en Egipto es por su programa constructivo: se restauró la escuela médica de Sais, se comenzó la reconstrucción del templo de Anión de Hibis en el oasis de Kharga, y se trabajó en el Busiris y el Serapeo de Saqqara.

Imagen que muestra parte del hemiciclo que era el Serapeo de Saqqara
Imagen que muestra parte del hemiciclo que era el Serapeo de Saqqara

EL GOBIERNO Y LA ADMINISTRACIÓN PERSA DE EGIPTO

A pesar de las políticas tolerantes de Cambises y Dario I, lo normal es que los reyes persas no mostraran esta delicadeza a la hora de gobernar Egipto. Jerjes, por ejemplo, (486-465 a.C.) fue muy criticado y despreciado en su tiempo por su manifestado desprecio por los templos egipcios. En cuanto a la administración, los persas se dieron cuenta de que el sistema de gobierno provincial que había existido hasta ahora era el mejor posible, así que en general intervinieron poco en la política interna. Sin embargo, para garantizar la correcta anexión de Egipto como un territorio persa más, colocaron a un sátrapa en el más alto puesto gubernamental de Egipto. El sátrapa era como una especie de virrey en Egipto, un representante del rey persa, de origen aristocrático, y que velaba por los intereses aqueménidas en el territorio egipcio. Exceptuando esta forma de control, pocas innovaciones más aportaron los persas al gobierno de Egipto.

Mapa que muestra la inmensidad del Imperio Persa a finales del reinado de Dario I
Mapa que muestra la inmensidad del Imperio Persa a finales del reinado de Dario I

A pesar de esta relativa poca presencia del intervencionismo persa en la administración de Egipto, lo cierto es que se llevaba un férreo control de este territorio para evitar nuevas revueltas. Para ello, los persas llevaron a cabo dos medidas: colocar a funcionarios de origen no egipcio en los cargos e instituciones públicas que consideraran necesarios, y mantener una presencia militar en el país que garantizara su paz interior y exterior.

LA INTEGRACIÓN DE LOS EGIPCIOS EN EL IMPERIO PERSA

Gracias a las fuentes de conocimiento, podemos saber que los egipcios se integraron y expandieron por gran parte del territorio del imperio persa a través de varias medidas: en primer lugar, se requirieron las labores de artesanos egipcios en diversos lugares del imperio, llegando a lugares tan alejados como la propia capital, Persépolis. Por otra parte, los recursos militares del país fueron utilizados para continuar con la política imperial de los aqueménida. Esta presencia de los egipcios en las batallas de lado de los persas se demuestra en varias ocasiones: estuvieron implicados en el asalto naval a Mileto que acabó con la revuelta jonia en el 494 a.C, y los recursos navales y terrestres egipcios tuvieron un relevante papel en los grandes ataques que organizaron Darío y Jerjes contra los estados griegos entre el 490 y el 480 a.C.

Mapa que muestra los Estados griegos durante las Guerras Médicas (guerra contra los persas)
Mapa que muestra los Estados griegos durante las Guerras Médicas (guerra contra los persas)

CONCLUSIONES GENERALES

En general, lo que podemos deducir de la primera invasión persa de Egipto a partir de las fuentes de conocimiento es que este régimen persa no fue muy opresivo, y que incluso hubo bastantes egipcios que consiguieron aceptarlo. Sin embargo, en la otra cara de la moneda también nos encontramos regiones en las que solía haber tensiones, que eran causadas por dos grandes motivos: la manifiesta xenofobia de los egipcios hacia los persas, lo que dificultaría su integración como una más de las provincias persas, y las ambiciones de distintas familias poderosas egipcias que aprovecharían cualquier momento de debilidad para intentar conseguir la independencia para Egipto.

Bibliografía

SHAW, I. (2014): Historia del Antiguo Egipto. Editorial La esfera de Libros, Madrid.

AUTORES, VARIOS (2013): Egipto. National Geographic. Editorial RBA, Barcelona.

4 Comentarios

  1. Nunca dejo de sorprenderme de sus grandes conocimientos, sobre la cultura egipcia, y sobre las preimeras civilizaciones de las que ignoramos tanto, tanto, sino es porque estudiosos como UD.nos la proporciona, seria interesante, p lasmar toda su informacion en un libro, se nos haria una amena lectura,gracias, siento que mi falta de tiempo y mi horario de noche en el hospital , no me deje mucho espacio en mi horario, aun asi, lo agradezco de verdad!

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. PRIMER PERIODO PERSA DE EGIPTO | yofumoenpipa
  2. PRIMER PERIODO PERSA DE EGIPTO | Geograf&iacute...
  3. EL AUGE DEL IMPERIO PERSA | Historiae

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.