LOS PUEBLOS DEL MAR

Fragmentos abreviados de un artículo extraído del blog “La crisis de los pueblos del mar“, y publicado originalmente en la revista especializada “Mediterranean Archaeology” (Universidad de Sidney) en el año 2004 bajo el título “The Sea Peoples and the Historical Background of the Trojan War”

INTRODUCCIÓN

El término “Pueblos del Mar” es utilizado por los historiadores y arqueólogos para designar a un conjunto heterogéneo de pueblos citados en varios registros egipcios de la época de los faraones Ramésidas (Dinastías XIX y XX), los cuales fueron inicialmente estudiados por Emmanuel de Rougé en el siglo XIX. En las inscripciones se usa una variedad de nombres, tales como “los países del mar”, “pueblos que venían desde sus islas en medio del mar”, “guerreros del mar”, “los norteños en sus islas”, etc. Algunos de estos pueblos son también mencionados en documentos más antiguos procedentes de Amarna. La ambigua redacción de esas inscripciones, unida a la equívoca idea de que todos los Pueblos del Mar tenían los mismos objetivos, puede desorientar a los investigadores al estudiar los grandes disturbios ocurridos en el Mediterráneo oriental entre finales del siglo XIII y principios del siglo XII a C.

Ramsés III acabando con sus enemigos, los pueblos del mar
Ramsés III acabando con sus enemigos, los pueblos del mar

LOS PELESET

Hay un acuerdo general en la identificación de los peleset como filisteos. Este pueblo se estableció en varias ciudades de Canaán desde principios del siglo XII a C. Los datos arqueológicos muestran que algunas de esas ciudades, después de haber sido destruidas, fueron reedificadas y ocupadas por los filisteos. Si consideramos además que los filisteos tenían una apariencia similar a la de algunos anatolios que lucharon en Kadesh, la primera conclusión deducida de todos los datos es que los filisteos tenían que proceder de una región anatolia cercana a Chipre, lo que explica la similitud de su cultura material con la de los chipriotas, incluso después de su emigración a Palestina. Por consiguiente, el emplazamiento más lógico como lugar de origen de los filisteos es un área del sur de Anatolia llamada por los griegos “Pisidia” o “Panfilia” y por los hititas “Hapalla”. Esta región estaba localizada al oeste de Cilicia, cerca de la isla de Chipre, y no lejos de la costa egea, por lo que su cultura no era muy diferente de la de las tierras vecinas citadas. Otro rasgo cultural que aparece en las ciudades filisteas de Canaán es el uso de una sala central en sus edificios, algo parecido al mégaron micénico. Sin embargo, este hecho no puede llevarnos a considerar a los filisteos como una rama de los micénicos, ya que este particular elemento arquitectónico era conocido en Anatolia en una fecha tan temprana como el tercer milenio a.C. Así pues, es evidente que los filisteos tenían su origen en el sur de Anatolia y, aunque recibieron importantes influencias culturales de los micénicos, debieron de ser uno de los pueblos vasallos de los hititas que estuvieron involucrados en los conflictos de Anatolia y Chipre hacia el año 1200 a C.

Imagen que muestra una batalla naval entre egipcios y los pueblos del mar
Imagen que muestra una batalla naval entre egipcios y los pueblos del mar

LOS DENYEN

El pueblo de los denyen han sido identificados como los “danuna”, mencionados en la documentación del siglo XIV a.C. encontrada en Amarna. Estaban asentados en Cilicia, y tal vez en parte de Siria (al norte del río Orontes). Ahora bien, hay autores que han identificado los denyen con los griegos micénicos (teoría ampliamente rechazada), debido a la similitud de su nombre con el término homérico “danaoi”, usado en la Ilíada como un nombre alternativo para los aqueos. De acuerdo con la tradición griega, Dánao viajó con su gente desde Libia (o el norte de Egipto), pasando por Rodas, con el fin de fundar un nuevo reino en la Argólide. A partir de estas leyendas y de la posible relación entre los “danaoi” de Grecia y los danuna de Cilicia, algunos estudiosos han propuesto que la civilización micénica de Grecia había sido originada por colonos procedentes del sureste de Anatolia. Otros sugieren que algún grupo mediterráneo relacionado con el imperio de los hicsos (que incluía Egipto y el Levante) pudo haber dominado la Argólide mediante el uso de carros de guerra, lo cual habría dado origen a la leyenda de Dánao.

Ahora bien, la más importante conclusión para nosotros es que los denyen procedían realmente de Cilicia. Por consiguiente, eran vasallos de los hititas, ya que estos últimos consideraban Kizzuwatna (Cilicia) como parte de su imperio. Pero, como hemos visto, el área entre Siria y Cilicia es una de las tierras que, según la gran inscripción, fueron devastadas durante la crisis (la llamada Kode). Esto también prueba que la interpretación más extendida del texto egipcio, es decir, la idea de que los cinco Pueblos del Mar que atacaron Egipto fuesen también los agresores en Anatolia, es errónea, pues significaría que los denyen (o al menos algunos de ellos) habrían devastado su propio territorio antes de emigrar con mujeres y niños a Canaán.

Reconstrucción digital de la ciudad de Hattusas, capital hitita
Reconstrucción digital de la ciudad de Hattusas, capital hitita

LOS TJEKER

El nombre de los tjeker ha sido relacionado con el de los “teukroi”, que es uno de los términos usados por los autores clásicos para denominar a los troyanos. Se cree que después de la crisis los tjeker se asentaron en el puerto de Dor, en el norte de Palestina. La historia de un viajero egipcio, llamado Wenamón, los sitúa en esta ciudad hacia 1100 a.C., informando de que eran piratas. Sin embargo, lo cierto es que el yacimiento de Tel Dor ha dado materiales de los siglos XII y XI a.C. que son un poco diferentes de los encontrados en los asentamientos filisteos. Después de la destrucción de su ciudad, al menos algunos troyanos (identificables con los tjeker) buscaron refugio en Canaán. Sus agresores debieron de haber sido los micénicos, quienes conquistaron Chipre y otras regiones costeras en el mismo periodo. La gran inscripción de Ramsés III nombra la tierra de Arzawa entre los países devastados (de acuerdo con la mayoría de los traductores), la cual por las fuentes hititas parece que era una extensa área de Anatolia occidental, aunque quizás Troya no estaba incluida en ella. No obstante, el conocimiento egipcio de la geografía anatolia podía ser menos preciso que el de los hititas.

Relieve del rey hitita Shuppiluliuma II
Relieve del rey hitita Shuppiluliuma II

Para concluir este análisis de los Pueblos del Mar involucrados en la guerra de Ramsés III, es necesario hacer también referencia a los otros pueblos de la coalición: los weshesh, los shekelesh, y los sherden citados en el Papiro Harris. Con respecto a los weshesh, es difícil saber si están específicamente representados en los relieves egipcios. Algunos estudiosos los han relacionado con Caria, refiriéndose a la ciudad costera de “Iassos”. Por otro lado, podrían haber sido también sirios occidentales, porque su nombre puede estar asimismo relacionado con el topónimo “Issos” (en el Golfo de Iskenderun), y la costa del norte de Siria fue igualmente asolada durante la crisis (Ugarit y otros lugares). Pero la última identificación es sólo una hipótesis que tiene que ser corroborada con nuevos datos.

Representación de la Batalla del Delta entre Ramsés III y los pueblos del mar
Representación de la Batalla del Delta entre Ramsés III y los pueblos del mar

La apariencia de los shekelesh es similar a la de los teresh (probablemente lidios), y por ello podían tener su origen en la región del río Shekha, un nombre hitita para el Hermos o para el Caicos, o bien en el río Shekhariya, también llamado Sangario (pues ambos topónimos son bastante parecidos al término “shekelesh”.) El río Shekha está localizado en Arzawa, que igualmente es una tierra devastada mencionada por la inscripción. Los sherden podían haber venido de la misma zona geográfica (tal vez de Sardes), y es plausible que algunos grupos de sherden y shekelesh se establecieran en Cerdeña y Sicilia respectivamente, dando sus nombres a aquellas islas. Así pues, a pesar del hecho de que los pueblos de Arzawa se habían aliado con los micénicos en tiempos de Merneptah (c.1230 a C) con el fin de atacar Chipre y Egipto, podemos suponer que algunos de ellos cambiaron posteriormente de bando y se unieron a una liga troyana o hitita.

Imagen muy idealizada de los pueblos del mar a partir de las fuentes contemporáneas
Imagen muy idealizada de los pueblos del mar a partir de las fuentes contemporáneas

Fragmento de un artículo extraído del blog “La crisis de los pueblos del mar“, y publicado originalmente en la revista especializada “Mediterranean Archaeology” (Universidad de Sidney) en el año 2004 bajo el título “The Sea Peoples and the Historical Background of the Trojan War”

1 Trackback / Pingback

  1. HISTORIA ANTIGUA DE PRÓXIMO ORIENTE AL COMPLETO | Historiae

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*