DE LA EDAD DEL BRONCE A LA EDAD DEL HIERRO

INTRODUCCIÓN

Tras el final de la Edad del Bronce (grosso modo entre el 3100 y el 1200 a.C.), se inicia la Edad del Hierro, abarcando aproximadamente entre el 1150 y el 500 a.C. A su vez, está sub dividida en tres fases: la Edad del Hierro I (med. s.XII – med. s.XI a.C.), la Edad del Hierro II (med. s.XI – med. s.VIII a.C.), y la Edad del Hierro III (med. s.VIII a.C. – med. s. VI a.C.).

PANORAMA GENERAL

Durante la Edad del Hierro, el panorama general en el Próximo Oriente es el siguiente. En la Alta Mesopotamia comienza con los tiempos finales del Reino Medio asirio (1360-1050 a.C.), pasando al imperio neoasirio (aprox. 900-615 a.C.) tras un siglo medio de crisis y decadencia. A partir de este momento los medos y los caldeos se repartirían la mayor parte de zonas del Próximo Oriente antiguo hasta la llegada arrolladora de los persas aqueménidas. En la Baja Mesopotamia, tras el final de la Dinastía casita de Babilonia, se suceden: la segunda Dinastía de Isin (aprox. 1150-1025 a.C.), distintas dinastías que gobiernan más inestablemente entre el 1025 y el 725 a.C., y el dominio de los neoasirios (aprox. 725-625 a.C.).

Mapa geográfico de Elam y las regiones vecinas
Mapa geográfico de Elam y las regiones vecinas

El caso de la región geográfica ocupada hoy en día por Irán pasa del Reino Medio elamita (med. s. XIV – med. s.XI a.C) al Reino Neoelamita (aprox. 750-650 a.C.) y después al dominio de los medos y posteriores persas. Fijémonos ahora en la península de Anatolia: tras la gran crisis del 1200 a.C. y la consecuente desaparición del imperio hitita, van a surgir o sobrevivir (depende del punto de vista) una serie de reinos “neohititas” formados por luvitas y arameos en el sureste peninsular. Tras su desaparición, la península de Anatolia estaría primero dominada por Frigia (entre el 750 y 650 a.C. aproximadamente) y después por Lidia (entre el 650 y el 550 a.C., aproximadamente). Por último, la zona de la Siria-Palestina de la Edad del Hierro cobra especial relevancia, ya que se convierte en un conglomerado de muchos Estados: arameos y pueblos neohititas (aproximadamente entre el 1100-720 a.C.), neoasirios en la primera mitad del Hierro III (med. s.VIII a.C. – med. s. VII a.C.), medos y caldeos en la segunda mitad del Hierro III (med. s.VII a.C. – med. s. VI a.C.), y sin olvidarnos de la grandísima importancia de los fenicios y filisteos, de Israel y de Judá y de los demás pequeños reinos que giraban a su alrededor.

Siria y Palestina en la primera mitad del primer milenio a.C.
Siria y Palestina en la primera mitad del primer milenio a.C.

LAS INNOVACIONES TECNOLÓGICAS: ORIGEN Y CAUSAS

El paso de la Edad del Bronce a la del Hierro se caracterizó por algunas innovaciones tecnológicas que tuvieron importantes consecuencias en la ordenación territorial, la sociedad, la economía y la política del Oriente Próximo antiguo. Hay que aclarar que no son aportaciones que vengan del exterior (como se podría pensar teniendo en cuenta los flujos migratorios de esta época), sino que fueron desarrolladas internamente. Para explicar esto, hay que remontarse a la ya estudiada gran crisis del 1200 a.C., ya que la fractura de este periodo habría dado rienda suelta a la difusión de unas innovaciones tecnológicas que antes se ignoraban o desconocían porque no hacía falta investigarlas. En otras palabras, la destrucción de muchos centros urbanos, con sus respectivos palacios reales, talleres, escuelas de escribas, centros religiosos y comerciales, etc, fue un estímulo para que surgieran alternativas al modelo socioeconómico que había imperado hasta el momento. Por lo tanto, la cultura de la Edad del Hierro no va a estar tan centrada en los palacios reales como la de la Edad del Bronce, sino que se encuentra más disgregada y accesible por todo el territorio. Por otro lado, como la crisis del 1200 a.C. y las innovaciones tecnológicas que vinieron con ella afectaron en diferentes escalas a los pueblos al este y al oeste del río Éufrates, el resultado fue que el Oriente Próximo antiguo quedó dividido de una forma bastante precisa entre una mitad oriental, más conservadora, y una mitad occidental, más avanzada y abierta al nuevo mundo que se abría camino.

Mapa de las regiones productoras de Metales en Oriente Próximo
Mapa de las regiones productoras de Metales en Oriente Próximo

LA METALURGIA DEL HIERRO

Como es lógico, la innovación tecnológica fundamental que se ha estudiado tradicionalmente como el paso decisivo hacia una nueva era, la Edad del Hierro, es la metalurgia de dicho metal. La hipótesis de que el hierro fue llevado desde Occidente por los ya estudiados “pueblos del mar” ya se ha desmontado totalmente al demostrarse que fue justo al revés, que la tecnología del hierro se fue difundiendo de forma lenta y progresiva desde Oriente Próximo hacia Europa. Fue  en reinos como Mitanni, Kizzuwatna o Siria donde, durante el Bronce Tardío, se empezó a experimentar la elaboración del hierro, no tratándose únicamente del hierro meteorítico, es decir, el puro y fácil de trabajar, sino también el hierro de fusión, el extraído del mineral férrico y que requería unos conocimientos técnicos más avanzados. En este mundo de finales de la Edad del Bronce, la metalurgia de dicho metal era totalmente predominante, de tal modo que las escasas armas eran objetos curiosos y de gran valor.

Hierro meteorítico
Hierro meteorítico

Por este motivo, cuando la crisis del comercio y de los talleres palatinos provocó una gran escasez de los objetos y armas de bronce, la metalurgia del hierro se aprovechó del vacío económico surgido para difundirse, teniendo una gran cantidad de ventajas: los yacimientos de mineral de hierro abundaban sin grandes concentraciones en Oriente Próximo, de modo que no había grandes centros nucleares de producción, sino muchos pequeños centros productivos repartidos por toda la geografía próximo oriental. Como consecuencia de esto, se inició una intensa actividad de prospección minera, explotando lugares que antes no se habían tenido en cuenta. Otra ventaja del hierro sobre el bronce es que las instalaciones necesarias para la fusión y elaboración del hierro (una vez conocidos los procedimientos de refinado, carburación y temple), eran mucho más sencillos que los utilizados para la elaboración del bronce, por lo que estaban al alcance de pequeños artesanos aldeanos o ambulantes, y no solo al alcance de los talleres del palacio. Y aparte de esto, la evidente ventaja de que las armas de hierro son mucho más duraderas que las de bronce.

Yacimiento de Karmir Blur (Armenia), famoso por su necrópolis de la Edad del Hierro
Yacimiento de Karmir Blur (Armenia), famoso por su necrópolis de la Edad del Hierro

1 Trackback / Pingback

  1. HISTORIA ANTIGUA DE PRÓXIMO ORIENTE AL COMPLETO | Historiae

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*