DE LA EDAD DEL BRONCE A LA EDAD DEL HIERRO (II)

INTRODUCCIÓN

Tras el final de la Edad del Bronce (grosso modo entre el 3100 y el 1200 a.C.), se inicia la Edad del Hierro, abarcando aproximadamente entre el 1150 y el 500 a.C. A su vez, está sub dividida en tres fases: la Edad del Hierro I (med. s.XII – med. s.XI a.C.), la Edad del Hierro II (med. s.XI – med. s.VIII a.C.), y la Edad del Hierro III (med. s.VIII a.C. – med. s. VI a.C.). Tal y como el mismo nombre indica, el cambio más trascendental producido entre estos dos grandes periodos es la metalurgia del hierro, lo que no significa que no hubiera otras grandes innovaciones en el mundo de la política, la sociedad, la religión, la cultura o la economía del Oriente Próximo antiguo.

Siria y Palestina en la primera mitad del primer milenio a.C.
Siria y Palestina en la primera mitad del primer milenio a.C.

TRABAS A LA DIFUSIÓN DEL ALFABETO

La difusión del alfabeto fue básicamente igual que la de la metalurgia del hierro, ya que pasó de ser exclusiva de una región en específico a ser usado por una gran y variada red de ciudades. También tienen en común el que ambos fueron invenciones cuyos orígenes hay que buscarlos en el Bronce Final siropalestino. Sin embargo, estas grandes innovaciones poco tienen que ver la una con la otra, por lo que lo primero que deberíamos preguntarnos es por qué no se difundió su uso hasta la Edad del Hierro si existía desde finales de la Edad del Bronce. La respuesta más factible a esta pregunta es fácil de entender: las escuelas palatinas de escribas estaban vinculadas desde hacía siglos a la transmisión y difusión del cuneiforme silábico, una forma de escritura mucho más complicada de aprender que la alfabética, por lo que también era menos accesible y de menor aceptación social. La dificultad por aprender el cuneiforme silábico hacía que solo los miembros de los grupos sociales privilegiados tuvieran acceso a la escritura, dedicando largos y costosos años de estudio, por lo que es comprensible pensar que no quisieran renunciar al cáracter elitista cerrado de su ambiente escribal. Sin embargo, todo esto cambió con el final de la Edad del Bronce, ya que la caída de los palacios supuso la destrucción de muchos archivos y bibliotecas, y por ende la dispersión del grupo social de los escribas y la desaparición del principal “mecenas” de éstos, el palacio real.

Mapa que muestra la difusión de las primeras escrituras alfabéticas en Siria-Palestina
Mapa que muestra la difusión de las primeras escrituras alfabéticas en Siria-Palestina

LOS PRIMEROS TEXTOS ALFABÉTICOS Y SU DIFUSIÓN

Precisamente, llama la atención el contraste entre la enorme difusión de la escritura en los palacios de finales de la Edad del Bronce y los escasos ejemplos de escritura de la época inmediatamente posterior a la gran crisis del siglo XII. Una de las grandes novedades es que los primeros textos alfabéticos que van apareciendo paulatinamente lo hacen en ámbitos muy distintos a los  los textos cuneiformes del Bronce Final de los ambientes administrativos: certificados de propiedad en puntas de flecha y de jabalina, pequeñas inscripciones en piezas cerámicas, inscripciones funerarias y votivas algo más tardías… Solo será mucho más adelante cuando se extienda su uso a las funciones administrativas, encontrando primero inscripciones alfabética en ostraca.

Como ya mencioné anteriormente, la importancia del alfabeto reside en su mucho mayor capacidad de difusión a muchos colectivos sociales no profesionales. Un ejemplo fácil de comprender es el de los “grafiti” (firmas e inscripciones cortas) que los visitantes dejaban en los lugares de culto, monumentos, etc; algo totalmente inimaginable a finales de la Edad del Bronce. A la hora de hablar de la difusión geográfica, podemos hablar de dos zonas: Mesopotamia y Egipto están mucho más anclados en los sistemas tradicionales, por lo que la escritura alfabética se difundirá por Siria, Palestina, la península de Anatolia y las civilizaciones en torno al mar Egeo.

Difusión y evolución del alfabeto en el mundo semita
Difusión y evolución del alfabeto en el mundo semita

LA EXPLOTACIÓN AGRÍCOLA E HIDRÁULICA

Otra consecuencia de la crisis del siglo XII y el inicio de la Edad del Hierro fue un cambio en las formas de explotación agropastoral de la región, produciéndose como los otros de forma lenta y repartida por todo el Oriente Próximo. Hay toda una gama de novedades técnicas en el mundo agrícola, pero vamos a centrarnos solo en un par de ellas. La primera es la creación de terrazas o bancales en las laderas, lo que permitió el cultivo en zonas que durante el Bronce Final habían sido de bosques y pastizales estivales. También se intensifica la roza y tala de los propios bosques, ensanchando pues los calveros de los montes para convertir una zona de utilización estacional en una zona de ocupación permanente. Una tercera novedad fundamental fue la reanudación y perfeccionamiento de las técnicas de irrigación de tierras áridas, con técnicas de embalse de aguas mediante diques transversales y sistemas de acequias en el norte de Arabia, Transjordania, el Néguev y la península del Sinaí. Por otro lado, en la zona armenia e iraní, se difunde una nueva técnica de irrigación, los qanat subterráneos, que llevan el agua a grandes distancias protegiéndola de la evaporación. Todas estas técnicas de tratamiento del agua (que evidentemente son mucho más complejas de explicar que lo aquí dicho) en zonas semiáridas y montañosas son las herederas de aquellas primeras técnicas hidráulicas que se aplicaron miles de años antes.

Mapa de las regiones productoras de Metales en Oriente Próximo
Mapa de las regiones productoras de Metales en Oriente Próximo

DOMESTICANDO NUEVOS ANIMALES

Por último, otra gran innovación de este periodo es la introducción a gran escala del camello y el dromedario domesticados. Estos animales se conocían desde hacía mucho tiempo, y habían sido utilizados ocasionalmente en la Edad del Bronce, pero a niveles muy pequeños. Mientras que el área de difusión del camello coincide con las tierras altas iraníes y centroasiáticas, la del dromedario coincide con el desierto siroarábigo, de modo que ambos se encontraban muy cerca del llamado Creciente Fértil pero fuera de las zonas más urbanizadas. La domesticación de ambos tiene muchos beneficios, ya que facilita el transporte de hombres y mercancías en el medio desértico, ya que son unos animales que pueden resistir varios días sin beber, al contrario que burros, cabras u ovejas que tienen que abrevar como mínima cada dos días. Esta facilidad del transporte permitió, por tanto, unir con una red de rutas caravaneras los oasis alejados entre sí, siendo acondicionados como lugares de descanso y abrevaderos. Para completar este artículo terminaré diciendo que a finales de la Edad del Bronce ya se había empezado a utilizar el caballo de montar para el transporte rápido de mensajeros, aunque su uso no se había generalizado hasta la Edad del Hierro gracias al declive del uso del carro de guerra.

Relieve de un carro de guerra hitita junto a su posible reconstrucción real
Relieve de un carro de guerra hitita junto a su posible reconstrucción real a finales de la Edad del Bronce

1 Trackback / Pingback

  1. HISTORIA ANTIGUA DE PRÓXIMO ORIENTE AL COMPLETO | Historiae

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.