INTRODUCCIÓN A LA GRECIA PRIMITIVA

LOS ORÍGENES

Después de las introducciones a la Grecia Antigua (la geográfica y la cronológica), cabe hablar de un apartado tan importante como es el de las fuentes de conocimiento para la Historia de la Antigua Grecia anterior al siglo VII a.C. ¿Por qué solo anterior al siglo VII a.C.? Pues porque fue a partir de esta época cuando la escritura permitió registrar todo lo que sucedía en el mundo griego, de tal manera que para la Historia anterior debemos utilizar los antiguos mythoi, transmitidos oralmente de generación en generación durante siglos. Los historiadores de la Antigua Grecia aceptaron esos mitos y leyendas como si fueron hechos históricos sólidos y los usaron para reconstruir los orígenes de su pueblo. Como ya os podréis imaginar, los historiadores contemporáneos nos mostramos bastante escépticos respecto a la fiabilidad histórica de estos relatos, aunque partiendo de la base de que puedan tener algunas cosas verídicas.

Mapa de la antigua Grecia y sus alrededores
Mapa de la antigua Grecia y sus alrededores

LEYENDAS Y MITOS vs. RESTOS ARQUEOLÓGICOS

La leyenda del pasado griego más famosa es la mítica Guerra de Troya, el asedio al que fue sometida durante diez años la gran ciudad fortificada de Troya, situada al noroeste de la península de Anatolia, por un colosal ejército de griegos al mando de Agamenón, rey de Micenas. En el hipotético caso de que hubiera existido de verdad esa guerra, habría sido durante el siglo XIII a.C., en el momento de mayor prosperidad y poderío militar de la Edad del Bronce. Para los griegos que vendrían después, las dos mayores fuentes de conocimiento de la Guerra de Troya eran la Ilíada y la Odisea, los dos largos poemas narrativos atribuidos a Homero, el poeta más grande de la Historia griega. Sin embargo, esos poemas fueron compuestos cinco siglos después del supuesto tiempo de la guerra, en torno a la segunda mitad del siglo VIII a.C., por lo que no fueron ni son un buen reflejo de la sociedad de ese siglo XIII a.C. Ambas obras aciertan cuando presentan la época de la Guerra de Troya como una era de esplendor arquitectónico y gran riqueza, pero erran completamente al presentarnos la sociedad real de esa Edad del Bronce Reciente. Los descubrimientos arqueológicos que se han investigado en las últimas décadas son lo que nos ha permitido saber que el modo en que los griegos del siglo VIII a.C. imaginaban a sus antepasados no tiene mucho que ver con cómo fueron éstos en la realidad histórica. Pese a todo, los historiadores y arqueólogos seguimos teniendo muchas preguntas sin responder en lo referente a los orígenes de la Grecia antigua.

La muerte de Aquiles, cuadro de Rubens
La muerte de Aquiles, cuadro de Rubens

GRECIA DURANTE LA EDAD DE PIEDRA

Pero antes de todo esto, antes de que llegara la Edad de los Metales, y el esplendor militar y cultural de Micenas y la civilización minoica, Grecia pasó por una Edad de Piedra (paleolítico y neolítico) que es mucho más desconocida que la Grecia primitiva, ya que las fuentes arqueológicas son mucho menores. Por lo que sabemos, los humanos viven en el territorio que es Grecia al menos desde el Paleolítico Medio (asentándose entre el 55-30 k.a., aproximadamente), sobreviviendo gracias a la caza y la recolección de plantas silvestres, y la utilización de herramientas talladas y armas de piedra, madera y hueso. Desde inicios del Holoceno, el clima de Grecia se calentó considerablemente, de tal forma que el paisaje, la flora y la fauna fueron cambiando hasta tener sus formas actuales.

Reconstrucción del poblado de Sesklo, del neolítico medio griego
Reconstrucción del poblado de Sesklo, del neolítico medio griego

A comienzos del neolítico (periodo desarrollado entre el 6500 y 3000 a.C., aproximadamente), los hombres aprendieron a cultivar los cereales y otras plantas silvestres, y a domesticar animales, dando inicio así a la agricultura y la ganadería que marcarían toda la Historia antigua de Grecia. Este nuevo modo de vida, que se había iniciado en Oriente Próximo más de mil años antes, es probable que fuera introducido en el país por pobladores llegados del oeste de la Península de Anatolia. Los primeros poblados sedentarios estaban formados por casas de una sola habitación, hechas de adobe sobre cimientos de piedra, con pavimientos de tierra apisonada y tejados planos o a dos aguas de paja o maleza. La organización social de estos pequeños poblados del neolítico griego probablemente fuera muy básica. Por aquel entonces puede presuponerse que se establecería la división del trabajo por sexos y edades, creándose así el patriarcado, con hombres al mando que destacarían por su carácter fuerte, su sentido de la responsabilidad, su sabiduría para resolver problemas, su valor ante el peligro, y otras cualidades supuestamente no aplicables para las mujeres.

Yacimiento de Dimini y piezas cerámicas, todo del neolítico final griego
Yacimiento de Dimini y piezas cerámicas, todo del neolítico final griego

BIBLIOGRAFÍA

BARCELÓ, P. (2001): Breve historia de Grecia y Roma. Alianza, Madrid.

CÁNFORA, L. (2003): Aproximación a la historia griega. Alianza, Madrid.

GÓMEZ ESPELOSÍN, F. (2001): Historia de la Grecia antigua. Akal, Madrid.

LANE, R. (2008): El mundo clásico. La epopeya de Grecia y Roma. Crítica, Barcelona.

POMEROY, S. [et.al.] (2012): La antigua Grecia. Historia política, social y cultural. Crítica, Barcelona.

Para más información, puedes visitar el artículo que publiqué a mediados de 2014 sobre las principales características de los periodos del neolítico griego.

1 Trackback / Pingback

  1. LA CIVILIZACIÓN MINOICA (I) | Historiae

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*