CRÍTICA DE “LOS PILARES DE LA TIERRA”

DATOS TÉCNICOS:

Título original: “The Pillars of the Earth”

Primera edición: 1989

Editorial: Macmillan Publishers

Número de páginas: 1300

CRÍTICA:

Ken Follett es sin duda uno de los autores de novelas históricas más conocidos del mundo. Aunque lleva escribiendo desde mediados de los años 70, creo que fue a partir de la publicación de esta novela en 1989 cuando consiguió la fama y el reconocimiento del público y la crítica a escala global. Personalmente, es un autor del que he leído muchos libros y que me gusta mucho por varios motivos. En primer lugar, porque creo que, junto a Noah Gordon y otras pocas personas, es un autor que sabe cómo atrapar sin salida al lector entre sus páginas. Al menos en mi caso, una vez que empezabas a leer el libro ya no querías dejar de leer, y eso se debía tanto a lo atractivo de la trama individual de cada uno de los personajes que se iban apareciendo a lo largo del libro. Conocer tan bien todos esos personajes e historias, y ver cómo se cruzaban sus vidas en el contexto de la Plena Edad Media inglesa es algo apasionante. “Los Pilares de la Tierra” es mucho más que lo que pasa durante la construcción de la catedral de Kingsbridge. Es conocer la vida de unos personajes con unos sueños y unos traumas, unas aspiraciones y ambiciones, que a pesar de ser medievales fácilmente podrían ser extrapolables a la actualidad. En segundo lugar, no se si estoy equivocado, pero creo que nadie antes había reflejado en una novela tan maravillosamente el durísimo trabajo que implicaba levantar una catedral gótica. Solo hay que pensar en el hecho de que tan majestuosa construcción tardaba como mínimo un par de décadas en concluirse, por lo que lo más probable es que no la terminara el mismo arquitecto y el mismo cuerpo de trabajadores que la empezó, con todas las vidas particulares que eso implica. Y en tercer lugar, porque si crees que es fácil escribir una novela histórica de 1300 páginas con decenas de personajes, está claro que no te has puesto a intentarlo. Solo por hacer un relato tan largo, que tenga toda la coherencia y sentido, y que nunca llegue a cansar al lector, ya es motivo de elogio, más aun si tenemos en cuenta la trama de intriga que circunscribe el libro desde el principio hasta el final con algunos de los personajes.

Portada de una de las muchas ediciones de "Los pilares de la Tierra"
Portada de una de las muchas ediciones de “Los pilares de la Tierra”

A pesar de que se toma algunas licencias creativas, la miniserie que hicieron hace un par de años me gustó, tanto por el reparto lleno de estrellas famosas (Eddie Redmayne, Ian McShane, Donald Sutherland, Hayley Atwell, Matthew Macfadyen, Rufus Sewell, Sam Claflin) como por la cuidada ambientación. Si tuviera que ponerle alguna pega a este libro, diría que no es apta para todo tipo de lectores, ya que una novela histórica de 1300 páginas con varias decenas de personajes no es algo que se pueda leer cualquier tipo de lector. Aun así, recomiendo este maravilloso relato a todos los que disfrutamos con una buena novela medieval, a los que nos gustan las grandes historias de familias a través del tiempo y amores imposibles, y sobre todo, a los que quieran aprender de una forma amena y diferente cómo era la vida cotidiana y la construcción de algo tan imponente como una catedral en la Inglaterra plenomedieval del siglo XII.

P.D. Ken Follett ha confirmado que publicará la tercera parte de la saga “Los pilares de la Tierra” en los primeros meses de 2017, por lo que espero que Kingsbridge aun tenga muchas sorpresas e historias que contarnos.

1 Trackback / Pingback

  1. CRÍTICA DE “UN MUNDO SIN FIN” | Historiae

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*