EL ORIGEN DE LAS POLIS GRIEGAS

Introducción

La Época Arcaica es una fase cronológica de la Historia de la Antigua Grecia que se extiende aproximadamente entre el 750 y el 490 a.C., y que supone el momento decisivo de formación de los grandes logros alcanzados por la civilización griega a nivel político, cultural e intelectual en los siglos posteriores. Obviamente, no todo fue prosperidad y desarrollo en la Época Arcaica, ya que las guerras, no solo de unas ciudades-Estado con otras sino también en el seno interno de las mismas, se hicieron cada vez más frecuentes. No obstante, a nivel general podemos decir que la Época Arcaica de la Antigua Grecia fue un periodo en el que los ciudadanos vivían juntos en un estado de relativa paz, armonía y prosperidad.

Ánfora griega de figuras negras del último tercio del siglo VI aC
Ánfora griega de figuras negras del último tercio del siglo VI a.C.

La formación de las ciudades-Estado

Antes de explicaros más profundamente la formación de las ciudades-Estado, creo que es conveniente definir ese mismo concepto. Para que lo entendáis bien, podríamos decir que una ciudad-Estado griega es una zona geográfica que comprende una ciudad y sus territorios adyacentes, y que forma una sola entidad política capaz de autogobernarse. Los principales centros de población de lo que después serían las ciudades-Estado ya existían en la Edad Oscura, ya que la mayoría de ellos habían sido incluso capitales de su comarca durante el periodo micénico. En definitiva, la polis se convirtió en la organización sociopolítica característica de los griegos hasta, como mínimo, la época romana.

Mapa que muestra la extensión aproximada que ocuparía el mundo micénico
Mapa en inglés que muestra la extensión aproximada que ocuparía el mundo micénico

Ahora bien, para explicar su origen hay que remontarse al siglo VIII a.C., aunque no es hasta comienzos del siglo VII a.C. cuando docenas de comunidades de todo el mundo griego (desde Jonia por el este hacia Sicilia y el sur de Italia por el oeste). Para que las comunidades territoriales de los reinos de la Edad Oscura (los que llamábamos los demos) se conviertan en polis tuvieron que realizar dos pasos imprescindibles: llevar a cabo su unificación política y crear un gobierno centralizado. Respecto a esto, tenéis que tener en cuenta que los dos pioneros órganos de gobierno de la ciudad-Estado ya existían desde antaño: la asamblea de varones en edad de combatir y el consejo de ancianos sabios.

Las colonias griegas en el Mediterráneo las de color rojo
Mapa en el que se señalan tanto las principales polis griegas como las colonias griegas en el Mediterráneo, ambas categorías en color rojo

La unificación política

En todas las ciudades-Estado conocidas a lo largo de la Historia, desde los reinos mesopotámicos hasta la Europa del Renacimiento, la capital constituye el punto central y neurálgico del Estado. Pero, como dije anteriormente, para los griegos la polis comprendía no solo la ciudad o capital, sino también los territorios adyacentes. Todos los miembros de los dichos territorios se llamaban polítai (miembros de la polis). En épocas posteriores, los griegos llamaron syn-oikismós (“cohabitación”) al proceso de unificación política de los Estados, siendo traducido al español por sinecismo. Era un proceso por el cual cada ciudad, poblado o aldea pasó a tener un solo centro política, independientemente de la autonomía local de la que hubieran gozado hasta entonces o la libertad de acción que hubieran ejercido. Para que lo entendáis más fácilmente, os pongo un ejemplo sencillo. Todos los que vivían en el territorio del Ática, cuya capital era Atenas, se llamaban atenienses, a pesar de que algunos vivían a más de 40 kilómetros de la capital propiamente dicha. Además, hay que tener en cuenta la complejidad de este proceso, puesto que dependiendo de las dimensiones de cada demos, sería más complejo y largo o más sencillo y rápido.

Mapa del Ática mostrando Atenas y sus principales centros de población circundantes
Mapa del Ática mostrando Atenas y sus principales centros de población circundantes

Por otro lado, la unificación política podía ser voluntaria y pacífica (como en la Megáride bajo el liderazgo de Mégara, o en la Corintia del predominio de Corinto), o intimidatoria y violenta (como en Esparta). Además, en algunas regiones el proceso de sinecismo no llegó a completarse del todo, o no se concretó en una sola polis. Argos, por ejemplo, nunca logró unificar completamente la extensa región de la Argólide, y en las zonas situadas fuera de la llanura siguieron existiendo varias pequeñas ciudades-Estado independientes. Por otro lado, aunque Tebas había sido desde el Bronce Antiguo la principal población de la extensa región de Beocia, los tebanos solo llegaron a controlar su territorio circundante, viéndose obligados a tratar en términos de igualdad a las otras diez polis de la comarca. En definitiva, en torno al año 700 a.C. ya estaban bien establecidos los límites permanentes de las polis griegas, siguiendo más o menos igual durante toda la Época Arcaica y más allá.

Mapa de las principales ciudades-Estado griegas atemporales
Mapa de las principales regiones griegas atemporales, incluyendo tanto ciudades-Estado como éthnos

Bibliografía

BARCELÓ, P. (2001): Breve historia de Grecia y Roma. Alianza, Madrid.

CÁNFORA, L. (2003): Aproximación a la historia griega. Alianza, Madrid.

GÓMEZ ESPELOSÍN, F. (2001): Historia de la Grecia antigua. Akal, Madrid.

LANE, R. (2008): El mundo clásico. La epopeya de Grecia y Roma. Crítica, Barcelona

POMEROY, S. [et.al.] (2012): La antigua Grecia. Historia política, social y cultural. Crítica, Barcelona.

1 Comentario

  1. Algunas polis como Macedonia también se definieron por las mismas políticas de estados,su configuración sociopolitica estaba regida por dinastías como fue la argeada y el auge independiente que controlaron los monarcas,su configuración geográfica estuvo marcada por alianzas y guerras y se consolidó en el siglo V aproximadamente .

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. EL ORIGEN DE LAS POLIS GRIEGAS | Educaci&oacute...
  2. EL ORIGEN DE LAS POLIS GRIEGAS | Griego cl&aacu...

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*