ARMAS Y ARMADURAS DEL MUNDO HOMÉRICO

Artículo publicado originalmente por César Logares para la web Bellumartis Historia militar el día 27/10/2015. Puedes acceder a la publicación original a través de este enlace.

Basándonos en la obra del amigo del blog BHM, Daniel Cabrera Peña vamos a conocer el mundo de las armas y armaduras del periodo homérico. Destacan entre los equipos que en ella aparecen, algunos elementos como la armadura de Ajax, que ha sido representada en base a la famosa “Armadura de Dendra“. El desarrollo de esta espectacular armadura coincide con el del auge del carro de guerra, en el que la protección del guerrero era fundamental ya que se encontraba expuesto tanto a proyectiles como a lanzas y suponía un blanco fácil. De hecho es posible que la armadura como tal en este periodo se desarrollase exclusivamente en primera instancia para los combatientes con carro y posteriormente se trasladase a la infantería…

Reconstrucción histórica del escudo proto dipylon

Parece ser que paralelamente a este desarrollo de la armadura los arcos pierden protagonismo a medida que lo ganan los venablos y los combatientes en carro, pertenecientes a la nobleza van optando cada vez más por el combate a pie. En este proceso las pesadas armaduras como la de Dendra, prácticamente inútiles fuera del carro, se van aligerando y perdiendo elementos, hasta dar modelos como la armadura de Cadmea, que en este caso aparece en la panoplia de Agamenon y que deriva en los modelos posteriores que llevan el resto de los presentes, que se reduce a un peto (thorax), que podía ser de láminas como la que lleva Aquiles en la ilustración, y a una protección ventral (mitra). De todos estos elementos perduran las grebas y el thorax, que serán en un futuro la base de la protección corporal hoplítica.

En el caso de los cascos es muy característico el que aparece representado en la panoplia de Diomedes, llamado “casco de colmillos de jabalí“, perfectamente descrito en laIliada. Este casco era un elemento de prestigio muy vinculado al mundo castrense y relacionados con la virilidad masculina manifiesta en la caza del jabalí que aparece durante todo el periodo micénico y sería de los más antiguos. La iconografía muestra otros tipos de cascos como el “casco emplumado” o el “casco de puercoespín“, que en este caso lleva Menelao, aunque existe discrepancia a la hora de definir a estos modelos como cascos o bien gorros o tocados. En la Iliada se describen además multitud de cascos de bronce con carrilleras y cubrenuca, adornados con cuernos y cimeras, como los que llevan en este caso AjaxPatroclo y Agamenon (sin carrilleras y de tradición balcánica, tal vez relacionada con los posteriores modelos centroeuropeos), que podrían ser modelos arcaicos del tipo kegelhelm, antecesores del casco Corintio.

Los héroes de la Ilíada representados con las panoplias propios del periodo Heládico

En el caso de los escudos los primeros modelos del periodo Heládico son grandes escudos rectangulares que derivan en los famosos escudos “en ocho” y los “escudos torre” (como el que lleva Ajax, también descrito en la Iliada). Estos grandes escudos carecían de agarradera y pendían del hombro mediante una correa de nombre “Telamon“, dejando libres ambas manos para asir las pesadas lanzas (como vemos en el caso de Ajax). A partir del siglo XIV a.C. se introduce la agarradera, tal vez por influencia hitita o caria y aparecen modelos redondos de agarradera central y umbo como el que lleva Diomedes a la espalda. Paralelamente y probablemente derivado de escudo “en ocho” aparece el llamadoproto-dipilon, un escudo redondo con amplias escotaduras que probablemente unido al desarrollo de la agarradera da como resultado el archifamoso “aspis-koile“, el escudo de los hoplitas.

Las espadas micénicas se fabrican íntegramente en bronce y se clasifican por letras que van desde la A a la G durante el periodo heládico medio y tardío. Existe cierta tendencia al acortamiento y se introduce el diseño pistiliforme que adoptarán las xyphos griegas. Paralelamente a los últimos modelos aparece el tipo “naue” que recupera la forma larga de la espada pero con una hoja más ancha de filos paralelos y punta triangular. En la ilustración los combatientes llevan espadas del periodo heládico tardío, del tipo C y G.

Representación de un carro de guerra micénico.

Artículo publicado originalmente por César Logares para la web Bellumartis Historia militar el día 27/10/2015. Puedes acceder a la publicación original a través de este enlace.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*