EL GOBIERNO ARCAICO DE ATENAS

Instituciones políticas de Atenas

A pesar de su posterior desarrollo, el primitivo gobierno de la polis ateniense fue estrictamente aristócratico, y no se diferenciaba demasiado del de otras regiones. A finales del siglo VIII a.C., los caudillos del Ática sustituyeron el cargo de basileus supremo por tres magistraturas civiles que se repartieron entre sí el poder y recibieron colectivamente el nombre de arcontes: el basileus, que siguió vivo como título pero solo se limitaba a administrar los cultos de la polis y encargarse de los procesos judiciales relacionados con asuntos religiosos; el polemarchos, que era el jefe supremo del ejército ateniense; y el arconte o archon, el de mayor prestigio y poder al ser el encargado de supervisar todos los asuntos públicos, incluyendo obligaciones como presidir el consejo y la asamblea, o juzgar todos los asuntos no religiosos. Asimismo, era quien daba el nombre al año, de tal modo que los atenienses, para datar un determinado año, se referían a éste como “durante el arcontado de…”.

La Colina del antiguo Areópago de Atenas vista desde la Acrópolis

Quizás a comienzos del siglo VII a.C. fue cuando se añadieron otros seis magistrados judiciales llamados thesmothetai (literalmente en español, “instauradores de las normas”), formando con los tres primeros el colegio de los nueve arcontes. Estos nueve arcontes eran elegidos anualmente entre una serie de candidatos pertenecientes al pequeño círculo de familias ricas y conocidas, los Eupátridas. Cabe decir que los arcontes no gobernaban solos, sino que más bien actuaban en concordia con el Consejo, formado por los antiguos arcontes y reunidos en la colina consagrada al dios de la guerra, Ares, por lo que de ahí surge el nombre del Consejo del Areópago. Además, todos los ciudadanos varones eran miembros natos de la Asamblea del pueblo, y, a pesar de que se desconoce el papel que ésta desempeñó en el gobierno de Atenas, si nos fiamos de las palabras de Aristóteles, era la Asamblea la que elegía a los arcontes.

Busto de Aristóteles

Instituciones familiares de Atenas

Como en el resto del mundo griego, en la península del Ática las unidades sociales básicas, las diversas familias (oikoi), se agrupaban en asociaciones de parentesco más amplias, conocidas como tribus, fratrías, y estirpes. Aunque por desgracia conocemos muy poco de ellas, lo cierto es que los mejores testimonios que tenemos corresponden a Atenas. Por lo que sabemos, en el Ática arcaico cada familia ciudadana pertenecía a una de las cuatro tribus (phylai) y a una división más pequeña de las mismas llamada fratría. Cada una de estas fratrías se habrían encargado de las cuestiones relacionadas con la organización y los orígenes familiares, mientras que cada tribu habría constituido una división política y militar, debiendo aportar un determinado número de hombres al ejército en tiempos de guerra. Como prueba de la importancia que tenían, sabemos que una de las condiciones imprescindibles para ser ciudadano ateniense era pertenecer a una de estas fratrías. Por último, las estirpes eran asociaciones de diversas familias nobles que no tenían parentesco de sangre en el tiempo presente, pero que afirmaban descender de un antepasado familiar común. Estas estirpes aristocráticas se cree que tuvieron mucho poder en la política y la organización social de la Atenas arcaica, hasta tal punto que cada fratría habría estado subordinada a una o más estirpes.

Mapa esquemático en inglés de la Atenas antigua

Bibliografía

BARCELÓ, P. (2001): Breve historia de Grecia y Roma. Alianza, Madrid.

CÁNFORA, L. (2003): Aproximación a la historia griega. Alianza, Madrid.

GÓMEZ ESPELOSÍN, F. (2001): Historia de la Grecia antigua. Akal, Madrid.

LANE, R. (2008): El mundo clásico. La epopeya de Grecia y Roma. Crítica, Barcelona

POMEROY, S. [et.al.] (2012): La antigua Grecia. Historia política, social y cultural. Crítica, Barcelona.

Sígueme en las redes sociales

          

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*