Tucídides, un historiador en la Guerra del Peloponeso

Mapa del mundo griego en vísperas de la Guerra del Peloponeso
Mapa del mundo griego en vísperas de la Guerra del Peloponeso

Introducción

La Guerra del Peloponeso (431-404 a.C.) acabó con la prosperidad de la civilización griega, una de las más extraordinarias de la Antigüedad. El desarrollo del mundo griego en el siglo V a.C. no solo se manifestó a nivel militar o político, sino que también influyó en el mundo de la literatura. En la Atenas de este siglo debieron trabajar cientos de escritores, aunque los más conocidos están en los géneros de la tragedia y la Historia. En el primer género solo se han conservado algunas de las obras de Esquilo, Sófocles Eurípides. Por otro lado, en el género de la Historia se han conservado íntegras dos obras tan importantes como son los nueve libros de la Historia de Herodoto de Halicarnaso y la Historia de la Guerra del Peloponeso de Tucídides.

Mapa del mundo griego en vísperas de la Guerra del Peloponeso
Mapa del mundo griego en vísperas de la Guerra del Peloponeso

¿Quién fue Tucídides?

Tucídides (460 – 395 a.C.) nació en Atenas en el seno de los Filaidas, una de las familias más poderosas e importantes de la aristocracia ateniense. No sabemos prácticamente nada sobre su vida, a excepción de que fue escogido como estratego en el 424 a.C. Participó en la Guerra del Peloponeso, y así, sobre la base de su propia experiencia, escribió de forma contemporánea una de los libros de Historia más importantes que se hayan escrito nunca. Grosso modo, su importancia se basa en que, por primera vez, escribió una crónica de un conflicto que no solo cuenta fidedignamente la verdad de los acontecimientos, sino que los contextualiza en un mundo racional sin intervenciones divinas.

Según cuenta él mismo en la obra, empezó a escribir su crónica de la guerra al mismo tiempo que los acontecimientos iban sucediéndose año tras año porque preveía la gran importancia que tendría ésta para el mundo griego. Por su revolucionaria metodología de trabajo, por su tratamiento de las fuentes de conocimiento, y por su pretensión de objetividad a la hora de hablar del conflicto, en la actualidad se considera que Tucídides es el mejor historiador de la Antigüedad clásica.

Busto de Tucídides
Busto de Tucídides

Comparación entre Tucídides y Herodoto

Mejoras de Tucídides respecto a Herodoto

La primera y más evidente diferencia entre la Historia de Herodoto de Halicarnaso y la Historia de la Guerra del Peloponeso de Tucídides es la contemporaneidad. Mientras que el primero publica su obra sobre las Guerras Médicas medio siglo después de que concluyeran, el segundo va escribiendo su obra a medida que va viviendo los acontecimientos. Esto hace que su relato sea muy verosímil, puesto que no se ha visto expuesto a la tergiversación de la Historia que el paso de tantos años habría podido provocar.

La segunda gran diferencia entre ambos autores se encuentra en el ámbito religioso. Mientras que el autor jonio concebía la Historia como una interacción de fuerzas humanas y divinas, el ateniense afirmaba que las acciones de los hombres son las únicas responsables de las consecuencias que éstas puedan tener. En otras palabras, Tucídides no cree en la intervención directa de los dioses en las acciones de los seres humanos. Por eso mismo, no cree como Herodoto en el hecho de que las acciones de los dioses muchas veces sean el motor de la Historia. En su lugar, afirma que todas las cosas que les pasan a los hombres son consecuencia de las acciones de otros hombres.

Estatua de Herodoto en el Parlamento de Viena
Estatua de Herodoto en el Parlamento de Viena

En tercer lugar, cabe destacar el objetivo con el que están escritas ambas obras. El historiador jonio escribió su Historia con fines patrióticos, puesto que no quería que las grandes hazañas de las generaciones griegas pasadas quedaran en el olvido. Por el contrario, el historiador ateniense escribió Historia de la Guerra del Peloponeso porque era un gran evento del presente que en el futuro tendría numerosas consecuencias sobre las vidas de todos los griegos. Tucídides no quiere eternizar las glorias griegas, sino hacer un relato crítico de ellas, narrando también las miserias y los graves fallos cometidos.

Debilidades de Tucídides frente a Herodoto

No obstante, hay un aspecto en el que Herodoto sobresale por encima de Tucídides. En su crónica de las Guerras Médicas, el primero contaba todo con mayor lujo de detalles, dejando que fuera el lector el que decidiera que pensar sobre ello. Por el contrario, si bien el segundo es más verídico y analítico en lo que cuenta, también es más selectivo, lo que le lleva a pasar por alto algunos hechos importantes. Al analizar las causas de la guerra, por ejemplo, Tucídides narra someramente el decreto megarense, restándole importancia. Sin embargo, esta fue una de las principales causas del estallido del conflicto.

Estatua de Tucídides en el Parlamento de Viena
Estatua de Tucídides en el Parlamento de Viena

La metodología de Tucídides

Si por algo Tucídides es considerado el primer historiador científico que ha existido es porque su metodología de trabajo al escribir es totalmente diferente a la que habían hecho el resto de autores hasta el momento. Este autor ateniense es el primero que basa su obra en una exacta cronología de los acontecimientos que narra, evitando además irse por las ramas hablando de anécdotas o hechos históricos que rompen el hilo de la narración. De este modo, los únicos momentos en los que no habla del presente de la guerra es para explicar su origen y sus causas, abordando por ejemplo el desarrollo histórico de la Pentecontecia para explicar el nacimiento del imperio ateniense.

Otra innovación primordial que aparece en su obra es la importancia que se le da a los discursos. Más allá del hecho de que puedan ser más o menos reales, lo importante es que dan al lector actual una idea de lo que estaba en juego en ese momento. Asimismo, también cabe destacar en estos discursos la influencia de la naciente oratoria ateniense, puesto que fue en esta ciudad donde el teatro, el diálogo y la oratoria llegarían a su máximo desarrollo.

Por último, en la obra de Tucídides también podemos apreciar un gran avance en los que se refiere al estilo y la forma de escribir. Su Historia de la Guerra del Peloponeso es mucho más entretenida y comprensible porque no adolece del estilo lento, épico y anecdótico de todos sus predecesores. La forma de escribir de este autor ateniense es mucho más austera, sin tantas figuras retóricas. De esta manera, en su obra solo encontramos antítesis, parisosis o aliteraciones.

Estatua de Tucídides en una biblioteca de Baviera, Alemania
Estatua de Tucídides en una biblioteca de Baviera, Alemania

Bibliografía

BARCELÓ, P. (2001): Breve historia de Grecia y Roma. Alianza, Madrid.

CÁNFORA, L. (2003): Aproximación a la historia griega. Alianza, Madrid.

GÓMEZ ESPELOSÍN, F. (2001): Historia de la Grecia antigua. Akal, Madrid.

TUCÍDIDES. Historia de la Guerra del Peloponeso. Gredos, Madrid.

LANE, R. (2008): El mundo clásico. La epopeya de Grecia y Roma. Crítica, Barcelona.

POMEROY, S. [et.al.] (2012): La antigua Grecia. Historia política, social y cultural. Crítica, Barcelona.

Para saber más

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.