PARTES DEL TEATRO GRIEGO

Introducción

La Época Arcaica es una fase cronológica de la Historia de la Antigua Grecia que se extiende aproximadamente entre el 750 y el 490 a.C., y que supone el momento decisivo de formación de los grandes logros alcanzados por la civilización griega a nivel político, cultural e intelectual en los siglos posteriores. Obviamente, no todo fue prosperidad y desarrollo en la Época Arcaica, ya que las guerras, no solo de unas ciudades-Estado con otras sino también en el seno interno de las mismas, se hicieron cada vez más frecuentes. No obstante, a nivel general podemos decir que la Época Arcaica de la Antigua Grecia fue un periodo en el que los ciudadanos vivían juntos en un estado de relativa paz, armonía y prosperidad.

Cerámica de figuras rojas en la que se ve a la diosa Bendis acercándose al dios Apolo, que está sentado
Cerámica de figuras rojas en la que se ve a la diosa Bendis acercándose al dios Apolo, que está sentado

En los tiempos en los que el coro tenía el mayor peso de la representación, éste tenía que llevar a cabo multitud de tareas en escena, relacionadas todas con la parte cantada o recitada, o algunas acciones rituales. Por ejemplo, el coro tenía una función muy importante, la de llevar a cabo invocaciones, rezos, plegarias y oraciones para pedir la aparición de héroes muertos, la presencia de algún dios, etc. También, a medida que los actores aumentaban su relevancia, el coro a veces hacía de narrador, exponiendo al público lo que iba sucediendo o iba a suceder, o incluso interactuando con el/los actores para advertirles de lo que les esperaba. Además, podían realizar procesiones, ofrendas, o distintas formas de entretenimiento para lo que dura el entreacto.

En lo que se refiere al espacio de representación teatral, es obvio que la construcción de los grandes teatros griegos que conocemos en la actualidad no se construyeron desde un primer momento. Los espectáculos de ditirambo actuaban al aire libre, y sin ningún tipo de escena que diferenciara su espacio de representación del espacio del público que se reunía a su alrededor para verlos. Ya en la época clásica griega, el teatro tenía una primera composición hecha a base de madera. Fue a posteriori cuando se pensó en la ubicación del teatro en una zona de confluencia de dos colinas en cuyas laderas se situaría el auditorio, o theatron.

Plano de cómo debió ser el teatro de Epidauro
Plano de cómo debió ser el teatro de Epidauro

En la parte baja de este auditorio se situaría la llamada orquesta, de forma circular, la cual, ya en el siglo V a.C. ocupaba las tres cuartas partes de la parte abrazada por el auditorio. Más allá de la orquesta, al fondo, se situaba un alto muro que servía para colocar la decoración y ornamentación de la obra, y para ocultarse los actores y todos sus bártulos mientras no estaban en escena. Además, este muro, conocido como skené, también estaría reservado a la actuación de las personas que hacían de dioses. Actuaban a cierta altura de donde estaba el resto de la representación para simbolizar el carácter divino y superior de los dioses con respecto a los mortales. A medida que el teatro y las representaciones teatrales fueron evolucionando, los actores fueron retrasando espacialmente su lugar de interpretación, desde la orquesta hasta el proscenio, es decir, el espacio entre la orquesta y lo que era esta skené.

Estado actual del teatro de Epidauro
Estado actual del teatro de Epidauro

En lo que se refiere a cuestiones relacionadas con la decoración y la maquinaria utilizada como acompañamiento del trabajo de representación de los actores, hay que mencionar sobre todo la función ornamental que cumplía la skené. La evolución de la decoración pasó desde no usar nada y dejar a la imaginación todo lo que no pudiera ser representado por los actores, como los lugares físicos, a, en los tiempos de Esquilo, representar distintos lugares, como palacios, fortalezas, etc, con distintos telones de fondo y la ayuda de determinados bastidores, denominados periactois, colocados en los laterales de lo que sería el proscenio. La decoración y los efectos visuales llegaron ya a su máximo apogeo en los tiempos de Eurípides, cuando plataformas móviles, determinados arnés para elevar a personajes, y escaleras, platillos y efectos ópticos acompañaban la representación, otorgando un carácter mucho más realista y espectacular a ésta.

La evolución del vestuario y las máscaras usadas por los actores pasa por un proceso similar, desde las primeras máscaras de barro u otros productos que se aplicaban los griegos en la cara para dejar de tener los atributos faciales de ellos mismos y poder interpretar a otro, a las máscaras de gran realismo emotivo que fabricaban los artesanos expresamente para estas representaciones teatrales. El ocultarse la cara con una máscara, aunque en la actualidad sea considerado como un acto contraproducente porque no refleja la gran teatralidad de los rostros, entre los griegos era un acto omnipresente, pues ocultaban los rasgos faciales que definían al actor y posibilitaban un mayor realismo a la hora de interpretar su personaje.

Estado actual del teatro Dionisos de Atenas
Estado actual del teatro Dionisos de Atenas

Además, hay que añadir la ventaja de que el uso de máscaras mejoraba el tránsito entre personajes para los que tenían más de uno, bastaba con cambiarse de máscara. Uno de los complementos de utillería y vestuario más usuales que encontramos, sobre todo entre los actores de tragedias, son los llamados coturnos, una especie de zancos sobre los que se alzaban los actores para aparentar ser mucho más altos. Esta pretensión al gigantismo podía ayudar a simbolizar jerarquías entre los personajes, y ayudaba a hacer más visible el personaje ante todo el público. En cuanto al vestuario en sí mismo, los griegos contaban con túnicas cortas y medias, además de mantos, similares a los que se usaban en la vida corriente. Con los colores se llevaba a cabo la parte simbólica que representaban los personajes puesto que, por ejemplo, el personaje que hacía de rey llevaría colores como el púrpura, mientras que los personajes de luto llevarían colores oscuros, tal como se concibe en la actualidad.

Máscara teatral representativa del dios Dionisos
Máscara teatral representativa del dios Dionisos

Bibliografía

BARCELÓ, P. (2001): Breve historia de Grecia y Roma. Alianza, Madrid.

CÁNFORA, L. (2003): Aproximación a la historia griega. Alianza, Madrid.

GÓMEZ ESPELOSÍN, F. (2001): Historia de la Grecia antigua. Akal, Madrid.

LANE, R. (2008): El mundo clásico. La epopeya de Grecia y Roma. Crítica, Barcelona.

OLIVA, C. (1992): Historia básica del arte escénico. Ed. Cátedra, Madrid.

POMEROY, S. [et.al.] (2012): La antigua Grecia. Historia política, social y cultural. Crítica, Barcelona.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.